Aprueba el Comité Hidráulico plan de riegos para ciclo agrícola 2020-2021

Redacción/infobaja

Mexicali.- Mediante el Comité Hidráulico del Distrito de Riego 014 Río Colorado, Baja California y Sonora, conformado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los representantes de los usuarios agrícolas, se aprobó el plan de riegos para el ciclo agrícola 2020-2021, mismo que comprende los periodos de siembras de otoño-invierno y primavera-verano.

Al respecto, la Conagua informó que para el primer periodo que está por iniciar, otoño-invierno, se programaron 54 mil 830 hectáreas (ha) para la siembra de trigo, 16 mil 250 ha para distintas hortalizas, así como cebollín, avena y forraje, en menor superficie, dando un total de 80 mil 443 ha.

Para el segundo periodo, primavera-verano, del año 2021, los usuarios agrícolas del distrito de riego, programaron una superficie de 52 mil 768 ha, de las cuales destacan 28 mil 428 ha destinadas a la producción de algodón y 13 mil ha para la siembra de diferentes sorgos.

Además, se contempla el uso de agua para regar cultivos perenes, como la alfalfa, espárrago, frutales, bermuda y palma datilera, que en conjunto suman 48 mil 630 ha.

Es importante mencionar que, para atender los riegos se cuenta con una dotación de agua superficial y subterránea del orden de 2 mil 445 millones de metros cúbicos anuales de agua.

Durante la reunión del Comité Hidráulico, la Conagua destacó la importancia de la planeación y la reprogramación que se van desarrollando a lo largo de todo el ciclo, con base a los cultivos que deciden sembrar los agricultores. Esto con el objetivo de asegurar un uso eficiente del agua y que este recurso siga siendo factor de desarrollo en los valles agrícolas de Mexicali y San Luis Río Colorado, donde la actividad productiva es reconocida a nivel internacional.

Finalmente, el director general del Organismo de Cuenca Península de Baja California (OCPBC) de la Conagua, Rafael Sanz Ramos, aseguró que el Distrito de Riego 014 tiene una gran ventaja al contar con el agua proveniente del río Colorado, por lo que usuarios y gobierno en conjunto, deben optimizar la distribución del recurso y la infraestructura hidráulica.