Aprendizaje STEAM

Por Maru Lozano Carbonell

Acrónimo para: Science, Technology, Engineering, Art, Mathematics. En algunas escuelas de Francia, Canadá y Estados Unidos, por ejemplo, han implementado el método educativo STEAM desde hace algunos años.

Este sistema con un enfoque de disciplinas múltiples considera que, inter-relacionando las cinco áreas en el hacer de proyectos, los alumnos de educación básica pueden ser más hábiles, entender el mundo y cómo podrían resolver problemas reales. 

En los pequeños el aprendizaje es lúdico, donde ellos diseñan y construyen desde un robot hasta un dron, manejándolos desde sus plataformas aplicando las matemáticas.

En México podemos presumir que se han ganado concursos de robótica a nivel internacional y ya hay más de 200 escuelas con STEAM en Guadalajara en los niveles primaria y secundaria. ¡Vaya que tenemos talentos!

Este programa educativo busca mejorar la vida laboral de los jóvenes emprendiendo e innovando también, animándolos a estudiar en carreras STEAM.  La revista Forbes acaba de publicar en su edición mexicana de agosto, que el 99 por ciento de las mujeres son marginadas de las ciencias de computación, por lo que, se busca motivarlas para incursionar en ello.

Se pretende borrar que solo hay ciertas carreras exclusivas para hombres, ya que todos podrían ejercer exitosamente y descubrirse nuevos genios, ¿se imaginan combinar la creatividad y cerebros femeninos y masculinos? ¡Sería grandioso!

Y es que las habilidades que se van a precisar en los trabajos del futuro dependen en gran porcentaje del dominio de estas materias.

La SEP y OCDE con su desarrolladora Gabriela Ramos, ya lanzaron en diciembre de 2016 el programa “Niñas STEM: Pueden”, acá le quitan el Arte pero se sabe que se involucra para el diseño. Se desea que en los hogares se deje de repetir que las matemáticas son imposibles, que las ciencias no son divertidas, que las niñas no se apasionen por esto, etc. Se tiene contemplado llevar a cabo este programa como parte del nuevo modelo educativo.

Se ha dicho en voz de Alejandra Lagunes Soto Ruiz, Coordinadora de la Estrategia Digital Nacional que solo el 15 por ciento de las mujeres eligen carreras relacionadas a la tecnología y la ciencia y que por eso es importante facilitar ambientes de aprendizaje propicios alimentando el gusto por estas áreas desde edades tempranas.

Es urgente entonces que desde chiquitos se involucren las escuelas y las universidades se pongan las pilas porque un ejemplo es SIEMENS México quien pronunció que, de tres a cinco años, necesitarían un millón y medio de especialistas en STEM.

Así que habrá de mejorarse la infraestructura, la calidad educativa, capacitación a docentes y demás menesteres. Motivar será lo más importante porque según cifras de OCDE, el 78% de los estudiantes de dieciocho años, no están interesados para nada en esto de las ciencias.

El movimiento STEM en México busca inspirar a un millón de adolescentes y jóvenes, es decir, solo a un diez por ciento, ¡imagínate!  Yo me preocuparía porque según World Economic Forum, para el 2030 desaparecerán dos millones de empleos convencionales, que serán sustituidos por aquellos basados en habilidades STEM. 

Lo preocupante en México es que todo apunte a la formación de simples técnicos, operadores, instaladores, etc., y se obstaculice emprender para de veras formar parte de la competencia global.