Aprenden niños a tener hábitos saludables

Tijuana, B.C.- Con juegos, ejercicios, cuentos y canciones se llevó a cabo el segundo encuentro zonal de programa ChiquitIMSS que impulsa el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para prevenir enfermedades e impulsar la calidad de vida a la niñez mexicana.

 

Con este programa se pretende que los infantes aprendan a llevar estilos de vida saludable basados en buenos hábitos en sus hogares y otros núcleos sociales.

Aurora Catalina Pérez Valdez, jefa de Trabajo social de la Unidad de Medicina Familiar número 36 del IMSS en Tijuana, explicó que se abordan distintas temáticas como vigilancia y evaluación del estado nutricional; desparasitación intestinal; vacunación y agudeza visual; salud bucal e higiene personal.

Destacó que el programa ChiquitIMSS está diseñado a promover el cuidado de la salud en los menores derechohabientes de cuatro años brindando atención con un sentido integral y humano  para formar generaciones más saludables, fusionando actividades que captarán la atención de los infantes  y que a su vez les dejen mensajes; a fin de que sean ellos quienes lo repliquen con sus familiares y amigos el cuidado de la salud y con ello prevenir enfermedades.

Los conocimientos que adquieren los niños en sus propias casas, con respecto a los hábitos higiénicos y de salud,  son ampliados y reforzados a través de «ChiquitIMSS» ya que obtienen  aprendizaje didáctico de personal especializado, como trabajadoras sociales, enfermeras y cuerpo médico.

Todo ello permitirá disminuir enfermedades crónicas y hacer conciencia, desde temprana edad, de la prevención de la salud, convirtiéndose en una estrategia educativa innovadora, con la que se capacita a los niños y   a sus padres de manera simultánea para prevenir padecimientos  comunes en nuestro país, como obesidad, diabetes mellitus e hipertensión arterial.

Mediante el juego como principal herramienta se incita a que los pequeños  adquieran el hábito de lavarse correctamente las manos antes de ingerir alimentos y al salir de baño; asimismo a perder el miedo al acudir al médico para la aplicación de sus vacunas.

Los materiales didácticos utilizados para las actividades van desde pelotas, marionetas, hasta un súper mercado con el que el niño aprende a comprar y a seleccionar los alimentos saludables, que favorezcan su crecimiento y desarrollo.

Para reforzar lo aprendido por los menores,  los padres de familia también participan en una dinámica que se denomina “Acercamiento Afectivo”, en la que  se les  induce  a tener comunicación más estrecha con sus hijos y se les orientan sobre una mejor alimentación, cuidados, ejercicio y control médico que requieren para mantenerse sanos y prevenir enfermedades crónicas.

De manera periódica, el grupo multidisciplinario del IMSS visita las guarderías incorporadas al instituto  con el afán de apoyar la promoción de estos buenos hábitos, y  adicionalmente,  revisar dentadura, peso y talla que permita verificar el sano crecimiento de los niños.

Aurora Catalina Pérez Valdez reiteró  la invitación a los padres de familia a asistir a las reuniones, pues el tiempo invertido se verá reflejado en la salud de sus pequeños, además de que aprenderán canciones y métodos que ayudará a sus hijos a cuidar su salud.