Aporta UABC en investigación de energía

 

Mexicali.- El doctor Aníbal Luna León, profesor investigador de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), presentó algunos consejos para generar ahorro de energía que se refleje en la economía del hogar.

En primera instancia, comentó que es necesario adecuar la temperatura a 24 o 25 grados centígrados dentro de las viviendas, o incluso a 26 o 27 grados para que no sea muy contrastante con el clima exterior, ya que al pasar de un área a otra, puede provocar estragos en la salud. Añadió que si la casa permanecerá sola por mucho tiempo, más que apagar el sistema de aire acondicionado, lo que se debe hacer es subir la temperatura a los 29 o 30 grados para mantener fresco el lugar.

 

Sobre los aparatos de aire acondicionado, mencionó que es necesario conocer su eficiencia, ya que esto permitirá al consumidor saber cuánta energía se requerirá para enfriar los espacios. Explicó que los más comunes son de eficiencia 9 y 13, pero que también los hay de 16 o 18, e incluso en Estados Unidos, hay aparatos con eficiencias 22 y  24.

Entre mayor sea el número, mayor será el ahorro de energía, pero aclaró el académico que la inversión inicial será alta y otro punto en contra es que los sistemas de aire acondicionado con altas eficiencias son difíciles de encontrar.

Indicó que una manera sencilla para determinar cuántos watts por hora consumirá un aire acondicionado es revisar en la etiqueta del aparato el amperaje y multiplicarlo por el voltaje con el que opera. “Aquel que tenga el menor valor, es el aparato que va a ser más eficiente, así de fácil”.

También comentó que con un buen diseño en los ductos, una refrigeración de paquete puede resultar más funcional que una de Mini Split (o sistemas divididos), ya que estos últimos suelen tener una capacidad mayor de enfriamiento (una tonelada) que la que realmente necesita el área a ambientar, gastando más energía en lugar de ahorrar.

Señaló que la arquitectura bioclimática también tiene un papel muy importante, es decir, adecuar las viviendas para que estas sean eficientes respecto al ahorro de energía. Entre las técnicas que recomendó está el sombreado de las zonas más críticas como son la parte oeste y la sur, para los meses entre abril y septiembre.

Sobre el aislamiento el académico recomendó solo una pulgada de aislante en las paredes oeste y sur, pero en el techo sugirió 2 pulgadas de aislante si es de poliestireno y si es de poliuretano puede ser de hasta 1.5 pulgadas. De estas dos técnicas mencionó que la segunda es la mejor ya que es una capa continua, generando menos infiltraciones de agua.

Propuso la adquisición de puertas que no permitan el ingreso del calor; mencionó que existen unas que tienen chapas de metal que en el centro están rellenas de poliuretano. Además, es importante sellar e instalar guardapolvo en las puertas que dan al exterior.

Otra de las recomendaciones que emitió fue la utilización de ventanas de vidrio doble, ya que entre las dos capas del cristal se genera una resistencia térmica que reduce el flujo del calor hacia el interior hasta en un 70 por ciento, comparado con el que ingresa por una ventana convencional. Además, señaló que los colores claros en los muros externos absorben menos energía, por lo que estos son ideales al pintar el hogar.

El doctor Luna León mencionó que a los alumnos de la Facultad de Arquitectura y Diseño se les imparte la materia “Adecuación termo-energética” con el objetivo de que los jóvenes tengan un criterio general sobre las diversas estrategias para el ahorro de energía.