Ante un rival como León

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Es bueno saber que a pesar del paso de los años los enfrentamientos entre Tijuana y León siguen siendo tan entretenidos como cuando se veían las caras en la liga de Ascenso. Y es que fuera de que un marcador final de 1-1 no luce tanto como para considerarlo espectacular, el partido tuvo una serie de jugadas vistosas y un cierre digno de una rivalidad que para algunos llega al borde de ser como la de un ‘clásico’.

Se puede argumentar que tanto Xolos como Panzas Verdes tiene sus propias rivalidades con otros equipos del máximo circuito y que sus enfrentamientos directos difícilmente se pueden catalogar como ‘clásicos’, pero por todo lo vivido durante la estancia de ambos en el Ascenso MX es justo decir que existe algo más que una simple rivalidad. De derrotas dolorosas propiciadas entre sí en la lucha por ascender a primera división a eliminaciones en liguilla en la búsqueda de un campeonato, estos dos equipos se han confrontado en etapas definitivas en varias ocasiones con resultados inesperados y llamativos.

Sin duda el triunfo más memorable entre canes y felinos, al menos para la afición tijuanense, es el de la semifinal del Apertura 2012, en donde los entonces dirigidos por Antonio Mohamed fueron capaces de remontar una desventaja de 2-0 para finalmente llevarse la serie 3-2 tras una gran exhibición en el estadio Caliente. El equipo de Guanajuato se tuvo que despedir de la liguilla mientras que los fronterizos avanzaron a la final en donde lograron derrotar a un Toluca superlíder y así poderse proclamar como campeones de la Liga MX.

Además, dicha enemistad también ha crecido fuera de la cancha entre ambas aficiones al borde del haberse vivido un par de trifulcas intensas, lo cual nunca se debe presumir o aplaudir, pero es otra parte de una rivalidad creciente que tiene sus cimientos en duelos de vida o muerte desde los primeros años de existencia de la institución canina.

Ahora bien, para el partido del pasado fin de semana la historia no muy distinta. Viviendo realidades distintas, ya que el Xolo tiene el pase a la liguilla en sus manos mientras que el León espera un milagro para acceder a la siguiente ronda, ambos intentaron proponer y por momentos se vio como el equipo con menos puntos dominaba las acciones y de no ser por atajadas brillantes de Gibran Lajúd el resultado final pudo haber sido muy distinto.

El joven arquero de nuevo tuvo una actuación destacada en la visita del conjunto de Tijuana al Nou Camp mexicano y fue clave en la obtención de un empate que mantiene a su equipo con vida y prácticamente sentencia al rival a vivir un mayo sin liguilla. Desafortunadamente fue incapaz de detener un disparo colocado de Elías Hernández que significó el 1-0 momentáneo a favor de los locales, ventaja que afortunadamente para la causa tijuanense les duró muy poco.

De los pies de un irreconocible Miller Bolaños, ya que su rendimiento en Tijuana ha sido algo irregular, vino un gran disparo que decretó el marcador final de 1-1 que también significó el primer gol de visitante del equipo canino. Nada más poético que el poder cortar una racha sin goles ante un rival como León.