Anaya, blanco en el último debate presidencial

Redacción/Infobaja

Los señalamientos volvieron a acaparar reflector en el intercambio de ideas y propuestas entre los candidatos a la presidencia, esto en el tercer y último debate presidencial organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

En el encuentro realizado en el Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán, los candidatos presentaron sus posturas sobre la economía y desarrollo con los temas específicos de crecimiento económico, pobreza y desigualdad, educación, ciencia y tecnología, salud, desarrollo sustentable y cambio climático, donde en este debate fueron las redes sociales el medio utilizado para hacer llegar a los candidatos las preguntas.

Diferente a los dos previos debates donde el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrados, fue el principal blanco de los ataques, ahora le tocó al candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, ser señalado por actos de corrupción y lavado de dinero.

Al principio del debate, los candidatos José Antonio Meade, de la coalición Todos por México, y Ricardo Anaya, continuaron con la estrategia de los debates previos de atacar a Andrés Manuel López Obrador sobre las consecuencias de que llegue al poder y los errores de sus planteamientos, donde el tabasqueño apuntó a contestar “Yo que culpa tengo de que estén empatados, creen que con esto van a aumentar 30 puntos, ¡serenense!”.

Posteriormente, Ricardo Anaya señaló a López Obrador de haber hecho tratos con el ingeniero José María Rioboó para la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México y ambos empezaron a discutir, donde el morenista decía que él no era corrupto como el panista y Anaya lanzó un ultimátum “Si te pruebo que ya hicieron trato, ¿renuncias a la candidatura?”.

El candidato independiente, Jaime Rodríguez “El Bronco”, aprovechó para decirles que se dieran un beso, pues México necesita de unidad.

En el tema de educación, El Bronco cuestionó a López Obrador si había hecho tratos con Elba Esther Gordillo para favorecerla a ella y al magisterio, señalamiento que negó el tabasqueño. Posteriormente el independiente recordó el incidente de la cartera preguntándole: “¿No traías en tu cartera una foto de Elba Esther?”, a lo que AMLO contestó: “No la traje por precaución”.

Ricardo Anaya dijo que los señalamientos hacia él por parte de Meade y López Obrador son porque ya hicieron pacto.

Señaló que los ataques en su contra en la campaña son porque ha dicho que de llegar al poder encarcelará al presidente Enrique Peña Nieto, y amenazó directamente a José Antonio Meade de también encerrarlo por los casos de corrupción de Odebrecht, la Casa Blanca y la Estafa Maestra.

López Obrador contestó que quien había hecho pacto con Peña Nieto era Anaya y mostró una foto de ellos caminando juntos, argumentando que él tenía seis años sin ver al Presidente. Finalizó el comentario diciendo “la venganza no es lo mío, ni a ti te voy a meter a la cárcel”.