Analizan impacto de reformas laborales en Congreso Nacional de ANADE

El congreso permitió un análisis profundo de las reformas laborales y su impacto, buscando un equilibrio entre mejorar las condiciones de los trabajadores y mantener la viabilidad económica de las empresas. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- El 4to Congreso Nacional de Derecho Laboral se llevó a cabo de Tijuana y fue organizado por la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE). El evento reunió a especialistas en temas legales y empresariales para analizar las reformas laborales recientes y su impacto en trabajadores y empresas.

El presidente Nacional de ANADE, Nuhad Ponce Kuri, agradeció la participación de autoridades laborales, expositores y asistentes, destacando la importancia de este tipo de foros para la educación continua y la actualización en temas jurídicos empresariales.

Héctor Torres López, presidente de ANADE Baja California, explicó que traer el foro a Tijuana fue estratégico debido a la gran cantidad de empresas manufactureras en la región y su proximidad a la frontera. La reforma laboral de 2019 y su relevancia para el sector motivaron la realización del evento en esta ciudad.

Torres López señaló que, aunque el foro abordó temas legales, también se abrió a organismos empresariales y empresas preocupadas por la implementación de las reformas. La principal preocupación del sector industrial es que las reformas no afecten la productividad ni encarezcan la mano de obra, considerando la importancia de costos para la industria maquiladora en el país.

Alejandro Pedrín, socio de TP Legal, mencionó que vienen ajustes laborales que los abogados empresariales deben conocer, como la posible reducción de la jornada laboral, lo cual podría impactar significativamente los presupuestos empresariales. Pedrín sugirió una implementación gradual para dar tiempo a las empresas a adaptarse.

Roberto Quijano, abogado empresarial, reconoció la necesidad de reformas en áreas como vacaciones, sindicalismo y outsourcing, pero advirtió que la reducción de la jornada laboral debe analizarse cuidadosamente para no perjudicar a las pequeñas y medianas empresas. Quijano criticó la idea de penalizar con cárcel a los empleadores cuyos empleados trabajen más de 48 horas, considerando esta medida desproporcionada.