Amparo dejará de ser “instrumento de ricos”

Tijuana.- Con la reciente reforma al artículo 135 de la Ley de Amparo se establecen normas que evitan que sólo las personas con dinero puedan acceder al recurso del amparo, afirmó Adolfo Solís Farías.

El abogado fiscal de Grupo Farías añadió que  este cambio indica que si la autoridad ya embargó bienes o cuentas bancarias, entonces el juez de distrito no debe estar condicionando al pago del depósito del dinero si ya está embargado. Esto hará accesible el amparo a las familias o empresas más modestas de nuestro País, evitando que los abusos de las autoridades fiscales sigan proliferando en perjuicio de los ciudadanos, cuando se les exigía el pago de adeudos que ni siquiera debían.

Este cambio beneficia, pues el IMSS, el SAT y el Infonavit, abusaban flagrantemente de los contribuyentes, incluso, en algunas ocasiones violaban sus derechos, pero de todos modos, aunque el particular o las empresas acudieran al recurso del amparo, la regla era “primero pague” luego lo amparamos, expuso Solís.

Esta reforma es sumamente importante en materia fiscal, porque el juicio de amparo se estaba haciendo un instrumento para ricos.

Cuando en materia fiscal se determinaba un crédito fiscal a los contribuyentes y se violaban sus derechos, se le exigía por el artículo 135 de la ley de Amparo que pagaran el crédito fiscal si es que querían obtener la suspensión de la ejecución.

Dentro del juicio de amparo, existe un procedimiento alterno denominado “incidente” en el cual, un particular le puede pedir a al juez que evite que la autoridad le cause daño.

El juez concede la suspensión de los actos, que significa que la autoridad no puede mover nada, actuar o seguir afectando al particular hasta que no se resuelva el amparo.

Esto constituía una violación flagrante, porque aquellas personas que no debían esos créditos o que los estaban impugnando en los tribunales, sufrían múltiples abusos por las autoridades fiscales.

Primero se les decía. Pagué y luego le concedió la suspensión dentro del amparo, haciendo inaccesible casi en la totalidad de los casos antes los jueces de distrito, el amparo en materia fiscal, continuó el especialista.

Esos abusos cada día se incrementaron más, pues la autoridad al actuar ilegalmente, gozaba de impunidad, porque podía embargar, asegurar o inmovilizar cuentas bancarias o bienes y aunque el acto fuera inconstitucional, simplemente los particulares cuando acudían al amparo se les decía, para liberar sus cuentas bancarias “primero pague”, para liberar sus propiedades “primero pague”, para liberar su maquinaria o equipo de las empresas, “primero pague”.

Esto logró que el amparo sólo fuera para ricos, para aquellos que podían pagar, haciendo inaccesible este derecho, concluyó el socio fundador del Grupo Farías de abogados tributarios.

“Aunque el fisco tuviera embargados los bienes o el dinero de las empresas, aún así se le pedía el pago del crédito fiscal -si quería que la autoridad no abusara de sus derechos-, esta posición era tan incongruente que la autoridad fiscal embargaba cuentas bancarias y no se podía mover el dinero, pero aún así se le exigía que pagara aún cuando no pudiera mover el dinero”, concluyó.