Aislamiento, lluvia y coronavirus el Viernes Santo en Tijuana

Vacías lucieron las principales vialidades de la ciudad, incluyendo el bulevar Díaz Ordaz, este Viernes Santo. Fotografía: Cortesía

Por Martín Méndez Pineda

Tijuana.- Una de las fechas más representativas y emblemáticas del cristianismo, es el quinto día de la semana Santa, cuando se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret; en esta fecha muchos de los fieles guardan ayuno y se abstienen de salir guardando luto.

En medio de la pandemia por el Covid-19, muchas de las personas prefirieron quedarse en casa este Viernes Santo, manteniendo el distanciamiento social, en comparación de años pasados, cuando se podían ver numerosas escenificaciones de la «Liturgia de la Pasión del Señor» que vivió antes de morir.

A diferencia de otros años, como en esta imagen pasada, ahora no hubo viacrucis en Tijuana. Fotografía: Archivo

Varias de las iglesias y templos de la ciudad reunían a cientos de personas desde muy temprano, donde hacían caminatas y representaciones escénicas reviviendo el calvario que vivió Jesús; muchos de los fieles interpretaban a los personajes bíblicos con vestimentas alusivas a la época.

Hoy viernes no se observó nada parecido, las calles lucieron vacías, la lluvia no dejó de caer en todo el día y las iglesias solo recomendaron a los fieles no salir, para evitar la propagación del coronavirus.

La Semana Santa llegó en un momento donde la acumulación de personas no es recomendable. La sana distancia, la higiene y el desempleo por los despidos y cierres de negocios a consecuencia de la pandemia del Covid-19 se han vuelto el viacrucis de muchas personas que se mantienen aisladas en sus casas esperando que la cuarentena pase para retomar la normalidad.

Las avenidas principales y los bulevares más transitados lucieron solos, sin recorridos ni interpretaciones católicas alusivas a la fecha.

Las playas que en estas fechas lucían repletas de visitantes, se encuentran cerradas por indicaciones de las autoridades para evitar que la gente se reúna a consecuencia de la pandemia; las casetas de cobro en las autopistas no dejan de verse también vacías, pues no hay a dónde viajar.

En conferencias pasadas, el arzobispo de Tijuana había anunciado que las misas estarían suspendidas hasta nuevo aviso y pidió a los fieles católicos hacer oración y llevar la Semana Santa desde sus casas con ofrendas y arreglos representativos en sus puertas.