Agentes libres

Por Dante Lazcano

Sin lugar a dudas que los movimientos que hizo la directiva de los Cargadores de San Diego en la agencia libre han sido acorde a como se anunció cuando llegó Tom Telesco a la gerencia del equipo: si la economía lo permite invertirán en agentes libres.

Desconozco si el espacio que tuvieron en el tope salarial no era el adecuado o lo que hubo en el mercado no satisfizo lo que a directiva del equipo buscaba en aras de reforzar a un equipo que por ejemplo tiene la necesidad de mejorar correr el balón a como dé lugar luego que el año pasado terminaron con la peor unida de la liga en ese departamento.

La filosofía de la franquicia es desarrollar su propio talento que se identifique con la franquicia, quizá por eso es que se entiende que hayan trabajado en casa a efecto de retener o reestructurar a ciertos jugadores de línea ofensiva o por ejemplo mantener a Antonio Gates y dejar ir a LaDarius Green.

Pero siendo objetivos, si bien trajeron a un probado Brandon Mebane para poner a alguien grande y con fortaleza en el centro de la línea defensiva, quizá los años que lleva este liniero defensivo proveniente de Seattle podría empezar a pasar factura y lleguen las lesiones y una vez más tengamos que lamentarnos diciendo que se trajo a un cartucho quemado.

Las esquinas se reforzaron con Casey Hayward de Green Bay pues Jason Verrett no puede solo por lo que la directiva tiene puesta la esperanza que con lo que se ha tomado en los tres pasados drafts, lo que se hizo en esta agencia libre y lo que se cosechará en menos de un mes en el draft, podrán regresar a la postemporada.

Dwigth Lowery llega para tapar la salida de Eric Weddle quien junto a Addae se supone que la secundaria de los electrizantes deberá aspirar a las 20 intercepciones y si de estas cinco son regresadas a la zona prometida serán de mucho cuidado.

Ofensivamente el único movimiento importante fue que trajeron a Travis Benjamin que jugó con Cleveland, además claro de retener a Gates, extender contrato a Joe Barksdale, Chris Harris y reestructurar a King Dunlap.

Si este fuera el primer año de Telesco como gerente sin duda que estaríamos más allá de emocionados, pero no olvidemos que es el cuarto y por sistema, por cómo se hacen las cosas para construir un equipo de futbol americano, es en la campaña del 2016 en la que el equipo debe ser contendiente mínimo como para perder de forma dramática en la ronda divisional, esto simplemente significa que deberá convertirse en uno de los mejores ocho equipos de la liga.

Siendo sinceros a mi me hubiera gstado que sus movimientos fueran similares a lo que hicieron los Acereros de Pittsburgh o, aunque me duela reconocerlo, los Raiders de Oakland, pues si por cuarto año la directiva esta esperanzada en que la clase 2016 del draft será la solución a la franquicia, creo que tendremos que ver en enero la postemporada a través de las transmisiones por televisión.

Dlazcano@infobaja.info             

twitter@dantelazcano