Acusan desarticulación del PRI rumbo a elecciones

MEXICO DF.- El PRI enfrentará las elecciones de 2012 con sus sectores desarticulados y sin que le aporten una estructura sobre la que se finque la estrategia electoral.

Después de poco más de 12 años sin una dirigencia estable y con poca acción hacia sus agremiados, los dirigentes de los movimientos territoriales, de las mujeres, organismos populares y campesinos comienzan a tratar de agruparse con miras a las elecciones de julio del año entrante.

En entrevistas por separado, los líderes de los movimientos admitieron que no cuentan con la fuerza que los distinguía hace diez años y por ahora deberán articularse en poco tiempo.

Carlos Flores Rico, líder del Movimiento Territorial asegura que la carencia de una dirigencia fuerte específicamente en el Distrito Federal ha minado la fuerza del movimiento.

“Porque no hemos tenido una dirección electa y no hemos tenido una derrama administrativa hacia la base y lo que tenemos es la gente más leal. La gente más fiel. La gente más desarrollada en su capacidad de militante que se mantiene resistiendo nuestra ausencia organizativa.

Nuestra capacidad financiera que no lleva, los representantes opositores en las colonias. El clientelismo del PRD, ante los embates del PAN. Ahí siguen ellos, pero no hemos mejorado mucho”, dijo en entrevista.

Según los cálculos de la secretaría de elecciones del partido, se cuenta con más de 300 mil militantes que podrían ser operadores electorales en la jornada de 2012.

La mayoría de ellos no pertenecen a un sector popular en específico y obedecen más a los operadores regionales que se han ido instalando a lo largo de las elecciones estatales que se tuvieron en los últimos dos años.

Emilio Gamboa defiende a su sector y asegura que a pesar de que se encontraba desarticulado en buena parte por la debilidad presupuestal del partido, ha logrado integrar a una buena parte del sector, aunque han tenido que reenfocar baterías.

“Nos hemos enfocado en la clase media, las clases trabajadoras todos los profesionistas, aquellos que buscan su espacio”, explicó.

En los últimos meses han logrado nombrar a los líderes de varias ramas en el sector y efectuara varios eventos multitudinarios en las sedes del organismo que se encontraban prácticamente abandonadas. Sin embargo, Emilio Gamboa admite que no se cuenta con una estructura con un padrón definido, aunque confía en el fortalecimiento de éste.

“Estamos en procesos de credencialización, el sector se ha vuelto mucho más dinámico y ha cobrado vida en diversas ramas. Tenemos, sobretodo, el retorno de muchos priistas que habían preferido dejar de lado la militancia porque el partido se había alejado de ellos”, explicó.

Además de los sectores tradicionales que en su tiempo marcaron una preferencia específica, como la liga de economistas, los médicos, enfermeras y profesionistas, la CNOP se concentrará en la agrupación de los sectores de clase media.

Incluso la intención es crear un instituto que capte a los ciudadanos que no se han integrado formalmente al padrón del partido.

Los avances del sector popular y la votación dirigida hacia la clase media, que hasta ahora ha conformado el grueso de las preferencias para el PRI, está la votación de los campesinos.

El voto verde es uno de los pendientes más grandes que tiene el PRI debido a que en los últimos años, a decir del propio dirigente, Gerardo Sánchez ha perdido buena parte de sus agremiados a causa de la debilitación del campo, los programas que imparte el gobierno federal y la derrota en los sectores rurales.

Al igual que los sectores anteriores, la CNC no cuenta con un padrón específico de agremiados, los números que asegura poder aportar—casi 10 millones de votos según prometió Sánchez– son sólo estimaciones.

“En términos reales no contamos con un padrón actualizado, la credencialización ha sido difícil a pesar de que hemos estado en ese proceso, pero yo confío en que en el trabajo municipal saquemos buenos resultados”, explicó.

La operación en este rubro tampoco está definida pues a decir del dirigente cada uno de los estados y las secciones del sector tiene una dinámica diferente.

A decir de los mismos cenecistas, el voto verde ha disminuido en las últimas elecciones al menos en un 20 por ciento.

El caso de los jóvenes tiene una dinámica similar. El frente Juvenil Revolucionario ha dejado de operar el grueso de las estructuras y son los sectores más pequeños u organizaciones paralelas quienes efectúan las acciones de promoción del voto.

Como ejemplo, el dirigente del Frente Juvenil Revolucionario no ha hecho ninguna concentración masiva desde la dirigencia de Beatriz Paredes.

Aunque el líder del sector está presente en la mayoría de los eventos masivos, la operación de los jóvenes está a cargo de cada uno de los estados que asisten, sin tener una coordinación general.

Las mujeres están coordinadas por cada una de las dirigencias estatales y se concentran en un solo mando bajo la dirigencia de Diva Gastelum, quien recientemente fue nombrada como líder del sector.

Sin embargo tampoco cuenta con un padrón de afiliación, ni una estimación del número de sus agremiadas.

(Información obtenida de Milenio)