A sumar y esperar

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Si una posible clasificación a la liguilla lucía complicada para el conjunto de Tijuana previo al duelo ante el equipo de Guadalajara, queda claro que tras los recientes sucesos sus posibilidades de llegar a la postemporada se han visto seriamente reducidas. Y es que no solo perdieron sus dos últimos partidos en su ‘gira de la irregularidad’, en donde se vieron forzados a jugar tres partidos consecutivos de visitante tras el cambio de fecha de la jornada 10 por los terremotos que sacudieron a parte del país, si no también se verán obligados a cerrar la campaña sin su director técnico. En cuestión de unos días el barco canino se quedó sin capitán y con una tripulación inoperante, y pareciera que solo un milagro podría revertir una situación tan crítica.

Ahora bien, se entiende que la institución fronteriza se ha caracterizado por la búsqueda casi inmediata de resultados positivos, pero quizá la decisión de cesar a Eduardo Coudet a tan solo 5 meses de su llegada se podría considerar algo precipitada. Y es que el ahora ex técnico del cuadro fronterizo llegó tras un buen paso por la liga argentina como respuesta a la salida esperada de Miguel Herrera hacia el América, pero difícilmente iba a ser capaz de replicar el éxito logrado por el mandamás mexicano. No solo sería víctima de la inexperiencia y de la falta del conocimiento al estar viviendo su primera etapa como técnico de un equipo dentro de la liga mexicana, si no lo tendría que hacer bajo la sombra del técnico que llevó al conjunto tijuanense a lograr dos lideratos consecutivos y sin gran parte de la base de jugadores que logró dichos lideratos. El mismo ‘Piojo’ se llevó a Guido Rodríguez al conjunto capitalino, quien fuera el líder absoluto de la media cancha xoloitzcuintle, y jugadores de la talla de Avilés Hurtado y Milton Caraglio fueron vendidos a Monterrey y Atlas, respectivamente. Curiosamente, ambos delanteros le propinaron derrotas al conjunto de Tijuana al enfrentarlo bajo las órdenes de sus nuevos equipos y, junto con el centrocampista americanista, estarían por meterse a la liguilla. Y sí, con los ingresos de dichas ventas se optó por traer a jugadores de renombre como Gustavo Bou, Miller Bolaños y Juan Iturbe, pero ninguno ha sido capaz de llenar el hueco dejado por los hombres que partieron. Con todo en su contra, se podría decir que Coudet nunca tuvo una oportunidad justa de ganarse un lugar en el banquillo canino.

Sin técnico y alejado de los puestos de liguilla, el equipo de Xoloitzcuintles requiere de sumar y esperar que la combinación de otros resultados lo favorezcan para poderse colar a la fiesta grande del futbol mexicano. Además, se sigue compitiendo por la Copa Mx, que algunos llegan a menospreciar pero que ganarla podría ser un gran aliciente para una institución con sed de títulos. Se viene un partido de vida o muerte el próximo viernes en el estadio Caliente ante un viejo conocido como lo es el conjunto de León, y solo un triunfo mantendrá la esperanza viva de tener al menos un partido de postemporada en Tijuana.