A puerta cerrada

Por Dante Lazcano

Hace una década aproximadamente me dediqué a hacer el análisis de cómo se hubieran visto afectada la NFL en el supuesto que no se hubieran arreglado con el sindicato con la firma del contrato colectivo de trabajo.

Debido a la contingencia que se vive a nivel mundial, la NFL se perfila como el único organismo deportivo norteamericano en el que su liga podría verse no afectada en lo que a realización se refiere pues se estima que para agosto ya debió haberse superado todo el tema.

Es más, hasta nuestro vecino presidente Trump maneja la posibilidad que para agosto estén en funcionamiento las tres ligas más importantes: La NBA, la MLB y obvio la del deporte de las tacleadas.

Si bien hay preocupación acerca de cómo se están desarrollando las cosas debido a la incertidumbre que se ha generado, al grado que no hay una voz autorizada en el sentido que digo si habrá o no temporada, lo único afectado es el draft, pues en Las Vegas, Nevada, no habrá evento  público y la lotería se desarrollará de forma virtual.

Recordemos que el Comité Olímpico Internacional ya dio a conocer que Juegos Olímpicos se pospusieron un año pues difícilmente para el verano la situación estará resuelta en todo el mundo.

Si bien los procesos de construcción de equipo, detección y seguimiento de talento han sido extraordinarios al grado que no han podido los cuerpos médicos de la liga y equipos a jugadores hacer sus respectivos exámenes, dada la problemática que vivimos yo me atrevo a vaticinar que la liga se jugará a puerta cerrada.

Y es que imagínese usted estimado lector, reunidos 80 mil personas en el mismo lugar en el que lo último que habría es una sana distancia.

A lo anterior hay que sumar el hecho que en el campo habría 200 personas y el deporte, que es de contacto, lo cual iría en contra de todas las recomendaciones sanitarias que nos han hecho, por lo que el rumor que ha corrido entre los equipos de futbol americano es que la campaña del 2020 se jugará a puerta cerrada.

Insisto, se supone que las cosas para entonces deberán estar normalizadas, sin embargo dudo que la gente vaya al estadio de forma multitudinaria por lo que el papel de la televisión será clave al grado que viviremos una campaña extraordinaria y en el mejor de los panoramas el Super Bowl y las finales de conferencia serán los únicos partidos en los que habrá grandes entradas.

Y mis Chargers

Mucha gente me ha preguntado que cómo veo el futuro de los Chargers para el 2020 y siendo honestos, en medio de esta crisis sanitaria yo creo que vamos a tener una mejor idea cuando el draft se lleve a cabo.

Sin embargo reconozco que el panorama debe ser positivo a partir del hecho que lo harán con un uniforme y logotipo rediseñado, en estadio nuevo, seleccionando en el sexto puesto en la primera ronda del draft, sólo que lo único que me hace ruido es que no hay “corebac”, detalle por el que la campaña del 2020 podría ser rápidamente puesta en el olvido.

Mis dos centavos

ATL, ¿de Atlante?