A levantarse

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana
Complicado inicio de año para el conjunto de Xoloitzcuintles. Como si perder el primer partido del Clausura 2017 ante el conjunto de Monarcas, actual colero de la tabla de cocientes, no fuera suficiente como para crear cierta inquietud dentro del plantel canino y su afición, la salida inesperada de Dayro Moreno acentúa dicha preocupación y podría poner al equipo en serios aprietos en caso de no hacerse los ajustes necesarios. Es cierto que no se puede evaluar a un equipo tras solo 90 minutos de juego y que un equipo no debe depender de un solo jugador, pero lo mostrado en dicho encuentro en Morelia es suficiente como para sacar algunas conclusiones.

Es difícil ver a un conjunto de Xolos con tan poca proyección ofensiva, sobre todo cuando en la temporada anterior fue uno de los equipos más letales al frente. Y es que no solo tendrán que aprender a jugar sin Dayro Moreno, quién fue el líder de goleo de la campaña anterior y es el máximo goleador en la corta pero ilustre historia del conjunto fronterizo en primera división, si no también sin Gabriel Hauche, quien emigró hacia el Estado de México para enfundarse en los colores del Toluca.

La combinación de Moreno y Hauche se había convertido en la base de la delantera rojinegra en las más recientes temporadas y sus ausencias fueron notables en la primera jornada. Milton Caraglio intentó pero siempre se vio muy solo en la delantera y Avilés Hurtado solo tuvo una jugada clara frente al arco del conjunto purépecha, misma que fue rechazada por el arquero michoacano quien tuvo una buena actuación bajo los tres palos.

Esta jugada vino tras una gran combinación entre Caraglio y Hurtado dentro del área, siendo la única de verdadero peligro por parte de la delantera canina. Paul Arriola y Víctor Malcorra fueron los encargados de acompañarlos al frente, pero poco pudieron aportar a la causa e inclusive salieron de cambio en distintos lapsos del encuentro.

No hay duda de que hay mucho talento en la delantera e inclusive se habla de que podría llegar un refuerzo para el ataque tijuanense, pero este primer resultado debe ser una llamada de atención para Miguel Herrera y su equipo de trabajo.

Si hay algo rescatable del lado del conjunto de Tijuana es la buena actuación de Gibrán Lajud. Ocasionó un penal de manera inocente, pero fue capaz de detenerlo con una excelente atajada y con ello ganarse el aplauso de su equipo y de la afición tijuanense en lo que sería su primer inicio de temporada como titular. Nada que hacer por parte del arquero olímpico en ambos goles en contra en lo que sería un inicio satisfactorio para el joven mexicano.

Ha sido un inicio de año complicado para Tijuana, pero tanto los Xoloitzcuintles como los tijuanenses deberán demostrar que un par de circunstancias negativas no son suficientes como para desmotivarlos y que deberán levantarse y seguir adelante para poder hacer de este año uno lleno de éxitos.