A dieta todos

Por Dante Lazcano

Para quienes han conformado un programa de futbol americano saben a la perfección lo que significa estar por debajo del peso ideal para determinadas posiciones.

 

Además que mejorarán la velocidad y adquirirán una mayor fortaleza, ese tipo de atribuciones permitirá que a la hora de los partidos cuenten con muchas ventajas sobre sus rivales.

Y una de esas ventajas es que el tema de mantener la salud no será una preocupación, como sucedió el año pasado.

Luego de la enseñanza que dejaron en el 2014 los Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes a base de un férreo castigo, el cual a veces se pasó de la raya al grado de lesionar a jugadores, como a Mike Scifres quien no terminó la campaña por sufrir de fractura en la clavícula, para este año los Chargers no sólo pusieron a dieta a todo el grupo, sino que se pusieron en una forma física la cual ha dejado impresionado a propios y extraños después de tres partidos de preparación.

Ante San Francisco lo único que buscaron fue redondear el roster de 53 jugadores pues la defensiva ya mostró que puede estar en un nivel de campeonato.

Aunque ofensivamente contra Seattle la semana pasada se vieron como la selección mexicana de futbol en donde tuvieron la mayor cantidad de tiempo la pelota pero no fueron capaces de reflejar el dominio, es obvio que tienen que mejorar pues la temporada es muy complicada y si se piensa que Detroit es un fan están muy equivocados.

Regresando al tema en el que reconocemos que no se ha ganado nada, al final si se hiciera una comparación con sus rivales de división podemos asegurar que las lesiones de gravedad como la de Johnnie Troutman en la línea ofensiva o Tourek Williams como suplente en los apoyadores no se compara con Denver que perdieron todo el año a Ryan Clady o que Dontari Poe en la defensiva no ha entrenado desde julio por una hernia removida en la espalda o que en Oakland perdieron a su tacle derecho.

Recordemos que esto es un maratón y no una carrera de 100 metros, aún no se juega el primer partido de temporada regular y no me gustaría que se malinterpretaran mis palabras, pero por lo hasta ahora visto y en comparación de otros años en los que incluso debe concluir la pretemporada para emitir un pronóstico, me sostengo en el dicho que este equipo tiene todo para terminar con 10-6 y un viaje a la postemporada quizá hasta la ronda divisional.

Lo interesante  del caso es que, si las cosas funcionan y al equipo le alcanza como para dar la tan esperada campanada, sucederían justo en el año en que todo apunta a que dejarían al ciudad de San Diego en busca de un nuevo inmueble.

Aunque claro, también existe la posibilidad que un viaje largo a la postemporada pudiera ser lo que falte para que les hagan su estadio en San Diego.

 

Frase de la semana

Lo que hagan en la segunda mitad determinará lo que son: ganadores o perdedores.

Lou Holtz, exentrenador en jefe de los Irlandeses Peleadores de Notre Dame.

 

dlazcano@infobaja.info

twitter@dlazcano