A descansar

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Tras cuatro jornadas y la misma cantidad de partidos jugados (se mencionó la semana pasada, pero uno se lo tiene que repetir para no olvidar el extraño hecho de que por la cantidad impar de equipos en la liga tendrá que haber un conjunto que “descansa” cada semana), se ha confirmado lo mismo que se viene diciendo sobre el combinado de Tijuana desde el arranque de la campaña: es un equipo que quizá no llama mucho la atención, pero por el plantel con el que cuenta debe ser de cuidado para cualquier rival y sin hacer mucho ruido se podría volver a colar a la liguilla para esta campaña, tal y como lo hizo el torneo pasado.

Después de todo los fronterizos solo cuentan con la derrota que sufrieron en la tercera jornada ante el América jugando en el Azteca, misma cancha que con el paso de los años se ha vuelto para ellos más y más una fortaleza inquebrantable en las alturas que una cancha de futbol, mientras que jugando de local acumulan dos partidos sin perder, incluyendo el reciente triunfo por la mínima ante el equipo de Pumas del pasado fin de semana. Con dos triunfos, un empate y una derrota el cuadro canino se ubica en la séptima posición de la tabla general, empatado en puntos con un conjunto de Chivas que busca regresar al protagonismo tras años de ausencia, y de ser el final de la fase regular en este momento se estarían colando una vez más a la fiesta grande del futbol mexicano.

Y se entiende que es muy pronto como para estar hablando de un posible pase a la siguiente ronda, pero en un torneo tan corto como éste un buen arranque es casi tan importante como un buen cierre y todo punto acumulado es valioso. Aunque bueno, por el hecho de que en este fin de semana al conjunto tijuanense le toca “descansar”, con una combinación de resultados podrían caer hasta la décima segunda posición general y todo lo dicho anteriormente pierde cierto nivel de relevancia; la pausa se presenta como un rival más a vencer para los Xolos.

Pero bueno, en lugar de seguir hablando de manera negativa sobre la pausa obligada que todo equipo debe sufrir por el sistema peculiar que ha adoptado esta liga es mejor hablar del partido entre Xoloitzcuintles y Pumas y lo bien que se vio el cuadro dirigido por Óscar Pareja dentro de la cancha. Y es que a pesar de ser un equipo que gusta más de atacar que de defender, ante los felinos tuvieron que optar por un juego menos ofensivo pero más estratégico y así lograron sumar sus primeros 3 puntos jugando en el estadio Caliente al ganar por un marcador de 1-0, mostrando que no todos los partidos se deben jugar de la misma manera y se requiere de distintas estrategias para resolver diferentes situaciones.

En fin, tras dicha actuación se viene una semana larga para el conjunto de Tijuana, en donde no les queda más que descansar y prepararse para la siguiente jornada en donde sí tendrán participación; extraño sin duda, pero solo es cuestión de acostumbrarse.