A borrar los errores

Por Dante Lazcano

Si bien reconozco que el ciclo de Philip Rivers como pasador titular de los Cargadores de San Diego está llegando a su fin, no es que quiera justificarle su accionar, principalmente en la última serie ofensiva ante los Bengalíes de Cincinnati.

 

Pero a partir del hecho que, una vez más, que la línea ofensiva no le está dando la oportunidad de por lo menos tener tres segundos y medio para hacer una jugada tranquila, difícilmente al final podrá guiar al equipo del rayo a donde todos queremos.

Estoy de acuerdo que nos quedamos con el recuerdo de la última jugada del juego dominical en la que se aferró a pasarle la bola a Stevie Johnson quien estaba solo y sin marcas, pasó por enfrente de él y si no lo vio fue porque en lo único que pensó fue en darle la bola a Malcom Floyd.

El hubiera no existe y o que es un hecho es que están 1-1 pensando en los Vikingos de Minnesota, una escuadra peligrosa que jugará en casa y ahora están obligados a regresar de la gira con un triunfo para prepararse a la estancia de dos partidos en la que recibirán a los Cafés de Cleveland y los peligrosos Acereros de Pittsburgh, estancia que me atrevo a anticipar podría marcar el futuro de los electrizantes respecto a sus posibilidades de llegar a la postemporada.

Pero ante Minnesota, sin importar que viajen por segunda semana consecutiva a la costa del Este, deberán mostrar mejoría principalmente en el departamento de borrar los errores de concentración.

Por ejemplo por concepto de castigos regalaron 64 yardas en ocho castigos, obvio que deben reducir esa cifra pues la defensiva cometió las faltas en terceras oportunidades con lo que regaló valiosas primeras oportunidades, por otra parte el ataque apenas generó el 36% de terceras oportunidades.

Si por estadística se trata San Diego sale como favorito para ganar el duelo pues en el campo estará el tercer mejor ataque de la liga, promedian 418.5 yardas por partido, ante el ataque 29, defensivamente las cosas serán muy similares, Chargers permite 223.5 por cotejo y los Vikingos 225, esto simplemente refleja que quien supere los promedios, o mejore, será quien tendrá mayores posibilidades de ganar el cotejo.

Si el domingo los electrizantes repiten la actuación de la jornada inaugural, o por lo menos mejoran lo que hicieron el domingo pasado ante Cincinnati, tendrán grandes posibilidades de regresar a la que aún es su casa con la segunda victoria del año.

 

Increíble pero así es esto

En un domingo cualquiera, cualquier equipo es capaz de vencer a cualquiera, parafraseo la línea del coach D’Amato en Any given Sunday con el inicio que se observa en la división del Sur de la Conferencia Americana.

El liderato compartido con 1-1 de Jacksonville y Tennessee, en cambio en el sótano con 0-2 están Houston e Indianápolis, nadie lo hubiera predicho, pero faltan catorce semanas.

 

Frase de la semana

“Si hay duda, patea”: John Heisman, exentrenador del Instituto Tecnológico de Georgia

 

dlazcano@infobaja.info

twitter@dantelazcano