Aumenta precio de la tortilla en Tijuana por costo de insumos

La Canacope asegura que el incremento de dos pesos en el kilo de tortilla deja un débil margen de utilidad a los comerciantes. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Ante el aumento en el precio de los insumos, el precio del kilo de tortilla se vende hasta en 20 pesos en Tijuana, dejando un mínimo margen de utilidad a los productores de este alimento que se considera parte de la canasta básica de la población.

Gina Villalobos González, presidenta de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) de Tijuana, dijo que en lo que va del 2021 el kilo de tortilla pasó de 18 a 20 pesos, mientras que en algunas otras ciudades del país este incremento fue de hasta 5 pesos.

“Hacer un kilo de tortilla nos cuesta 17.38 pesos y lo vendemos en 20 pesos, nuestro margen de utilidad es de apenas 14 por ciento”, relató. “Pensamos que debería costar unos 23 pesos el kilo para poder tener un margen desahogado, pero nos hemos frenado por la situación de la pandemia”.

Aseguró que en lo que va del año el costo de los insumos ha aumentado exponencialmente, pues mientras en 2020 el litro de gas estaba en 9.38 pesos, actualmente cuesta 11.29 pesos; la tonelada de harina pasó de 11 mil 836 a 13 mil 366 pesos.

Además de esto, el precio del maíz fue uno de los que más aumento tuvo en este 2021, al pasar de 5 mil 500 pesos a 7 mil la tonelada, siendo el principal insumo para la producción de tortilla, enfatizó Villalobos González.

“Estamos revisando que la tendencia ha sido de aumentos cada 15 días, por lo que haciendo la suma de todos los gastos, incluyendo pago de servicios como agua, luz, nóminas, gasolina, impuestos, seguro social, entre muchos otros, pues es muy poco el margen que nos queda”, recalcó la dirigente de la Canacope.

De momento las tortillerías mantienen el precio en 20 pesos por kilo de tortillas, aun cuando ha habido ciudades donde éstas subieron hasta 5 pesos el costo, señaló, pero los pequeños comerciantes en Tijuana están haciendo un esfuerzo por no afectar más el bolsillo de la ciudadanía.