69.6 millones de mexicanos no tienen para la canasta básica

Fotografía: Freepik.

Redacción/Infobaja

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), presentó su informe del primer trimestre de 2020, donde informa que el  porcentaje de personas en pobreza laboral calculada en abril y mayo de este año fue de 53.1% y 54.9%, respectivamente.

El CONEVAL generó información sobre la evolución del poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares y la tendencia laboral de la pobreza a partir de los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE); debido a la contingencia sanitaria por la Covid-19, el INEGI suspendió a finales de marzo la recolección de información estadística que implicara una interacción cara a cara, entre ésta la relativa a la ENOE.

El análisis compartió que entre enero y marzo a 35.7% de la población trabajadora no le alcanzaba para comprar la canasta básica, pero en mayo llegó a 54.9% de las personas en el país, lo cual representa a 69.6 millones de mexicanos.

Para continuar con el monitoreo de la ocupación y empleo, el INEGI implementó la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), una encuesta llevada a cabo por vía telefónica durante el periodo en el cual no le ha sido posible generar información mediante encuestas presenciales.

En esta se presentó que el ingreso laboral se redujo 6.2%, al pasar de $1,516.93 en abril, a $1,422.24 en mayo. De acuerdo con esta información, el 11.7% de las personas pasó de no estar en pobreza laboral a estar en pobreza laboral y el 10.3% pasó de estar en pobreza laboral a no estarlo.

El seguimiento indicó que entre las personas que dejaron de estar en pobreza laboral, 27.4% se emplearon en el sector informal y 7.6% en el sector formal.

Las afectaciones provocadas por la contingencia sanitaria por la Covid-19 ocurrieron en magnitudes desiguales tanto en el sector formal como en el informal. El empleo se redujo 13.7% en el sector formal y 27.2% en el informal, entre el primer trimestre (ENOE) y mayo (ETOE) de 2020.

En términos porcentuales, la mayor pérdida de empleos se concentra en los grupos de jóvenes y adultos mayores. Entre el primer trimestre (ENOE) y mayo 2020 (ETOE), el grupo de 15 a 29 años perdió aproximadamente el 25.0% de los empleos; en el grupo de 30 a 64 años, 18.9%; y, en el grupo de 65 y más, 30.2%.