5 Mujeres con valor, las 3 que faltaban

Por Juan José Alonso

jjalonso@grupoconsultorefe.com

El conflicto trabajo-familia impacta en los resultados de las empresas y, en muchos casos, en la cultura organizacional de las mismas. Con gran facilidad se pierden personas brillantes, especialmente mujeres, que no acceden a determinados puestos de trabajo por la tensión familiar que esto implica y por el desgaste emocional y social que conlleva. Muchas empresas están adoptando la cultura family friendly, para apoyar la promoción y permanencia del talento femenino en posiciones de liderazgo. Estos elementos me mueven a escribir este artículo y el de la semana pasada; como recordarán, les platiqué de dos mujeres grandiosas en la dirección general, hoy toca (diría Dehesa) contarles, sobre las tres restantes del foro de CIMAD.

Empezamos con Guadalupe Caso (Ombudsman de Grupo Financiero Santander, algo así como defensora del pueblo), narra su historia: Egresada hace 50 años de la Libre de Derecho, lo que implicaba ser la única abogado mujer de la época, hija de una familia con tradición en las leyes, se queda viuda a los 34 años, con tres hijos que tiene que sacar adelante (dos estudiando en EEUU) y hoy cuenta que tiene que apoyar a su hijo más pequeño en un nuevo proyecto (sin mencionarlo, su hijo pequeño es Luis Videgaray Caso, quedó huérfano de padre a los 11 años). Concluye resaltando que hay que apoyar el talento, no el género.

Después intervino Marivi Esteve (Presidenta de NSC asesores), esta aguerrida profesional con 23 años de experiencia en el mundo de las finanzas, que ha tenido múltiples puestos de dirección en diferentes grupos financieros, ha sido la primer mujer en ocupar posiciones que eran tradicionalmente para hombres (primer mujer trader en el mercado de valores, etc.), explica como siendo la especialista número uno en el mercado de los CETES, tuvo que asistir (siendo la única mujer) a una reunión en el Club de Industriales, donde estaba prohibida la entrada a mujeres, y en ánimo de cumplir con la reunión, entró a la sala de consejo, donde la colocaron atrás de un biombo, para atender a esta junta altamente masculinizada. En lo personal se me hizo total y absolutamente denigrante, pero ella tenía que cumplir el cometido. Adicionalmente de Marivi me quedo con una anécdota, que narra el momento en el que llevaba a su hija al kínder, ésta le pregunta “¿Mamá por qué sales a correr, a trabajar y me llevas al kínder todos los días?” y la Sra. Esteve le responde: “Hija, corro para mantener mi cuerpo, trabajo para desarrollar mi mente, y te llevo al kínder para nutrir mi corazón”. Ah que mujer.

Finalmente Mónica Flores (CEO Manpower) nos compartió su experiencia sobre el difícil camino para llegar a la dirección de esta empresa y los conflictos que le ha causado con su marido el tener mayores ingresos que él.

Detrás y enfrente de estas 5 mujeres hay historias de lucha, de esfuerzo, de discriminación, de éxito y fracaso, pero hay un punto de coincidencia que es, el entender que siempre debe imponerse el talento sobre el género, así que hay que trabajar y prepararse para sortear las adversidades de la vida, y lograr los objetivos trazados.

*Profesor de posgrado de Cetys Universidad e Ipade Business School.