Pudo pasar a mayores

Por El Informante

Pudo pasar a mayores

Lo que pintaba para ser un problema de proporciones mayores que hubiera derivado en una emergencia sanitaria, fue atajado y contenido a tiempo. Tijuana inició el año inundada en basura, pues los trabajadores de Limpia pararon labores inconformes al no recibir nuevos uniformes y herramientas de trabajo que les habían prometido.

Al parecer todo se debió a un retraso en la entrega pactada con el proveedor. Los pronósticos no eran nada alentadores ante la posibilidad de un insalubre enero. Si queremos ver el vaso medio lleno, podríamos decir que en la Comuna fueron capaces de apagar rápidamente una lumbre que amenazaba con crecer, al conseguir, mediante el ofrecimiento de un pago anticipado en efectivo, que los trabajadores de Limpia volvieran a las labores. ¿Debemos anotarle el golecito al debutante Secretario de Gobierno, Leopoldo Guerrero Díaz?

Claro, si queremos ver el vaso medio vacío, podríamos decir que parece inconcebible que la irresponsabilidad o el incumplimiento de un proveedor derive en un problema que pudo ser tan perjudicial para la ciudad y  es que  el historial de pagos de otras administraciones pasadas no ayuda al Ayuntamiento para tener una fila de proveedores que se avienten a financiar  estos conceptos e impiden que se tenga un plan B de emergencia para estos casos. También quedó claro que la relación con los trabajadores de Limpia no es la mejor, y aunque el pago hizo amainar su furia, lo cierto es que la inconformidad está latente.

Lo que sí, el Secretario de Gobierno fue claro en indicar que si bien en esta ocasión se las pasó, no se vale hacer manifestaciones utilizando vehículos de uso público, como lo manejaron los trabajadores de Limpia al bloquear con camiones recolectores. Tienen todo el derecho a manifestarse, dijo Guerrero Díaz, pero no con estas unidades de uso público.

Los esperados uniformes, dicho sea de paso, llegarán dentro de un par de semanas, según se informó.

Campañas negras

Desafortunadamente, las campañas negras en redes sociales son un recurso muy socorrido por incómodos que buscan perjudicar tal vez por encargo, tal vez con otro fin. El problema con los trabajadores de Limpia, derivó en una convocatoria en la página “Tijuana makes me happy” para inundar de basura el frente de la casa del líder gremial Arturo Gutiérrez por fomentar el paro de labores.

En la página publicaron fotos de la casa del líder sindical y también de su familia, con menores incluidos. La campaña lejos de tener eco, generó rechazo y cuestionamientos. ¿Qué tan “espontáneas” son estas campañas? Obvio que hay mano sucia detrás, y a esto no nos referimos porque estemos hablando del asunto de la recolección de basura.

Suprema Corte al rescate

Hagan sus apuestas señores: ¿Lograrán los diputados de oposición abortar el polémico Dictamen 95 en la Suprema Corte de Justicia? A marchas forzadas y contra reloj, los diputados morenistas Catalino Zavala y Víctor Morán, así como Luis Moreno del PES, buscan reunir nueve firmas para promover ante la Suprema Corte de Justicia una acción de inconstitucionalidad que permita devolver al pleno el dictamen que autoriza el endeudamiento de Baja California con las desalinizadoras por las próximas tres décadas y media.

Si consiguen la firma de los priistas y alegan irregularidades en el proceso legislativo por el madruguete al que fueron sometidos por los diputados panistas, el máximo tribunal del país podría ordenar que el tema vuelva a discutirse y a votarse como Dios manda y no en lo oscurito. Ahí veremos, dijo el ciego.

Entre mamelucos

Mientras tanto en la capital mexicana, el precandidato del PRI al Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, se aventó una de esas que solo se ven en época de campañas políticas. Buscando generar simpatía (y votos, claro), el ex director del IMSS se aventuró a visitar el “barrio bravo” de Tepito y llegó al mercado de La Lagunilla en metro.

Ahí simuló vender calzoncillos y mamelucos, intencionalmente poniéndose de pechito para los albures. No dude que próximamente le veamos al lado de Rafael Inclán en una nueva versión de “El mofles y los mecánicos”.

Bien por los chefs

En un programa que trabajan juntos la Canirac, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, tres chefs de la localidad ofrecieron un taller de gastronomía a decenas de jóvenes de colonias de alto riesgo. Se llama el programa “Cocinando por la juventud” y les han ofrecido una serie de talleres para que aprendan de esta noble profesión, que tan de moda está en toda la región, y tengan así una opción más.

Los chefs en cuestión son Tomás Martínez Vega, Juan Carlos Campos y Ricardo López, quienes al acercar a la juventud al ámbito culinario buscaban también alejarlos de influencias negativas. ¡Bien por los chefs!

Miguel Ángel Badiola, presidente de Canirac en Baja California, estuvo presente en el cierre de los cursos, que beneficiaron a más de 200 jóvenes. Ahí mismo se anunció que el programa se repetirá en este 2018 lo cual es una buena noticia. Más de este tipo de acciones positivas necesitamos en nuestra ciudad, de eso no nos queda duda.

Habla el priista mayor

Considerado parte del “viejo PRI”, Manlio Fabio Beltrones sigue teniendo tal peso dentro de la política mexicana que cuando habla, todos escuchan… y no sólo dentro de su partido.

El ex presidente del tricolor habló sobre las elecciones del 2018 en entrevista con el periódico español El País.

Elegantemente, Beltrones criticó al PRD por su alianza con el PAN y Movimiento Ciudadano, coalición que dijo terminará beneficiando a Morena al desaparecer el partido del Sol Azteca como una opción de izquierda.

Consideró que los partidos políticos en México han olvidado garantizar buenos gobiernos y el único fin es ganar elecciones, algo que, bueno, realmente no es cosa que no se haya visto antes.

Respecto a José Antonio Meade, el precandidato de su partido, lo calificó como “un funcionario eficaz”, pero añadió que ahora  deberá mostrar que tiene lo necesario para actuar como político y, por supuesto, como candidato, si se llega hasta eso.

¿Cuánto han gastado?

Ya que andamos en el tema de las precandidaturas a la presidencia, el Instituto Nacional Electoral dio a conocer los montos que han gastado Ricardo Anaya Cortés, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador hasta el 2 de enero en sus precampañas.

Los números que arroja el INE indican que Ricardo Anaya, el gallo que al parecer representará al ahora llamado Por México al Frente, ha reportado ingresos por 6 mil 900 pesos y ha gastado 842 mil 414 pesos, esto con 22 eventos realizados.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, precandidato de Morena, reportó ingresos por 656 mil 912 pesos con ochenta centavos (muy exactos en el INE), con gastos por exactamente la misma cantidad, durante 38 eventos.

Aquí viene lo que llama la atención: el precandidato del PRI, José Antonio Meade, quien no reporta ingresos, pero sus gastos de precampaña ascienden a tres millones 652 mil 237 pesos y 40 centavos reportados, cantidad mucho mayor a la de sus dos contrincantes combinados.

Bueno, eso fue lo que se dijo primero, pero luego el consejero electoral Ciro Murayama señaló a través de un tuit que en el corte del 3 de enero, Meade realmente ha reportado un millón 795 mil 854 pesos, o sea cerca de dos “meloncitos” menos de la cifra que había anunciado poco antes el INE.

Punto y aparte, no dejan de ser divertidos los comentarios de la gente con ambos tuits. Tal vez el ganador es aquel que pregunta desde qué fecha se están considerando los ingresos y gastos de López Obrador, pues ya lleva 18 años en campaña.

Hace un año

Hace 365 días, Baja California tuvo uno de los inicios de año más complicados, convulsos e intensos de su historia. El gasolinazo motivó un levantamiento ciudadano de proporciones mayores y de un momento a otro las calles de Tijuana, Rosarito y sobre todo Mexicali, fueron tomadas por miles de furiosos manifestantes.

Hace un año, en estos mismos días, la salida de pipas de gasolina estaba bloqueada en Rosarito y el combustible comenzó a ser escaso en toda la región, por lo que miles de tijuanenses se fueron a cargar “gota” al otro lado. Las furiosas protestas, que empezaron por el gasolinazo y se extendieron a temas locales, lograron tumbar la polémica iniciativa de la Ley del Agua.

De aquellos días de furia han quedado por herencia grupos de protesta y choque que han sido un auténtico dolor de cabeza para el gobierno estatal, como Mexicali Resiste.

Aunque el escenario político no ha cambiado mucho, ahora se respira una tensa calma. Iniciamos el 2018 con un aumento a la tortilla y al ya de por sí carísimo gas y con las calles de Tijuana inundadas de basura por el problema con los trabajadores de Limpia.

Esta semana como que la gente está todavía algo dormida, aunque no por desgracia la delincuencia que ya empezó a hacer de las suyas.

Tradicionalmente enero ha sido un mes particularmente complicado para Tijuana. Aunado a los factores inherentes a la “cuesta”, con sus respectivos aumentos y la vuelta a la realidad después de un mes de fiesta, el primer mes suele traer consigo lluvias torrenciales. Las peores inundaciones de la historia de Tijuana han ocurrido en las primeras semanas del año.

El agua retrasaba las labores de bacheo y obra pública diversa.

Hoy las autoridades no tienen pretexto, pues hasta la lluvia y el frío nos han dejado esperando en estos días. Salvo un ligero descenso en la temperatura, no se tienen pronósticos de precipitaciones para la siguiente semana. Todo lo contrario a lo que sucede en los estados del Noroeste, en donde las tormentas invernales han hecho de las suyas.

Ya veremos cómo nos va con el resto del 2018, pero esperemos mejores cosas que lo que nos dejó el 2017.