2,500 kilómetros

Por Jorge Alberto Gutiérrez Topete

Me encuentro en la Ciudad de México acompañando a más de 70 líderes empresariales y funcionarios públicos de San Diego, Tijuana, Playas de Rosarito y Tecate en la 10ª misión anual de promoción y gestión, que se realiza recíprocamente hacia las capitales de Estados Unidos y México.

 

El objetivo es darle una oportunidad al diálogo entre nuestra frontera y el centro del país. Siempre el diálogo respetuoso y cabal privilegiarán una mejor y efectiva comunicación. Lo es también, para darle seguimiento a los temas específicos que nos preocupan e interesan en común. Es común que cuando algo es bueno para Tijuana, lo es también para San Diego y viceversa.

Esta intensa convivencia y labor, es también una gran oportunidad para estrechar aún más los ya cercanos lazos entre los empresarios y autoridades de las dos fronteras, además de darnos el tiempo de conocernos mejor y comunicar claramente lo que estamos haciendo cada quien en nuestra ciudad y región.

Gracias a este trabajo, este grupo se ha convertido en una sola voz que lleva al DF y a Washington un claro mensaje y visión de lo que la región representa.

El promover las bondades de nuestra región y al mismo tiempo gestionar y darle seguimiento a temas estratégicos ante diputados, senadores y funcionarios federales de ambos países nos permite de mejor manera establecer las condiciones propicias para que nuestra región prospere y sea exitosa en el mediano y  largo plazo.

Esta ya larga y atípica cooperación binacional, ha rendido frutos tangibles, además de continuar el gran esfuerzo de empujar los que aún están pendientes de resolver.

Con una apretada agenda de tan solo 3 días, se realizaron importantes reuniones con las secretarías de Relaciones Exteriores, Salud, Educación, Economía, SCT, Hacienda y Medio Ambiente, así como con diputados federales y senadores, además de instituciones y organismos privados del sector financiero.

Se impulsaron gestiones relacionados a lograr concretar infraestructuras necesarias para el desarrollo de la región, tales como la terminación de las obras de modernización de los cruces fronterizos Puerta México y Chaparral, así como los esfuerzos requeridos para finalmente lograr construir la nueva garita Otay Este.

Quizá uno de los temas más importantes abordados, es el tema de educación. Las autoridades de ambos países se han puesto de acuerdo ya, en fomentar la movilidad educativa entre ambos países con énfasis en que los mexicanos estudien en EU.  

Gracias a este esfuerzo, denominado “Proyecta 100,000”, más estudiantes, maestros y practicantes mexicanos estarán  logrando acceso a estudios en las mejores universidades de Estados Unidos así l hy logrando niveles de competencia global y dominio del idioma inglés.

Se ha reconocido que estas herramientas básicas de conocimiento e idioma, fortalecen a ambos países en la competencia global.

Es por ello, que gracias al esfuerzo y coordinación logrados a lo largo de 10 años de trabajo, comunicación y gestión, sabemos que a pesar de 2,500 km de distancia, cada vez nos ven y escuchan mejor.