17 años después del caso Colosio, logra votar

TIJUANA.- Con orgullo, Othón Cortez Vázquez mostró su credencial del IFE y su dedo pintado al terminar de votar en la casilla 1168 de la colonia Camino Verde.

El hombre que saltó a la palestra pública tras ser acusado de haber propinado el segundo disparo que asesinó al candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio, el 23 de marzo de 1994, en la colonia Lomas Taurinas de Tijuana, pudo finalmente ejercer el sufragio, luego de 17 años.

Cortez, pese a que había sido declarado inocente en este caso hace más de una década, no había logrado recuperar sus derechos civiles, hasta marzo pasado en que le fue entregada su credencial de elector.

"Estoy muy contento, he venido con mi familia y mis amigos. Ahora tengo la responsabilidad como todos los demás mexicanos de votar. Esto fue una lucha constante, y al fin he sido recompensado de tanto agravio", dijo.