Una copa más

0
46

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

Es curioso como a uno no le pesa faltar a una fiesta a la que no le interesa ir hasta que no lo invitan, o en este caso hasta que llega y lo corren prácticamente al instante. Y es que al ver los partidos que se disputaron este pasado martes dentro de la “famosa” Leagues Cup entre equipos mexicanos y americanos (el verdadero aficionado siempre buscará el partido que sea para seguir viendo futbol), uno se pudo percatar que entre los cuatro semifinalistas había un equipo del vecino del norte, situación que no se hubiera dado si el conjunto de Tijuana hubiera ganado su partido ante su similar de Los Ángeles. Después de todo, y a pesar del sorprendente descalabro del América ante Atlanta United en la final de la Campeones Cup 2019 (otra copa inventada, para quien mantiene la cuenta), el futbol mexicano sigue estando por encima del norteamericano, o al menos en teoría. De los cuatro participantes de nuestro país solo uno fue incapaz de superar a su rival, y dicho sea de paso fue tras un partido muy competido y bajo la presión agregada de tener que definirse hasta la tanda de penales, lo cual no favoreció en lo absoluto al combinado canino; la maldición de los penales atormenta al mexicano desde hace varias décadas y no se ve la luz al final del túnel. Pero bueno, de igual manera a nadie le importa este torneo irrelevante y el hablar de él es meramente anecdótico. ¿O si es relevante? Ya entre tanta copa es difícil ser imparcial en el asunto y queda en la opinión de cada quién el determinar si este fue un fracaso o no.

Ahora bien, dejando a un lado el hecho de que el conjunto fronterizo fue eliminado prematuramente y el hecho de que se tuvo que tomar una vacación obligada por el extraño calendario que presentó la Liga MX esta temporada (ultima queja, se los prometo), no queda más que observar como quedaron los otros resultados de esta copa y apreciar el hecho de que al menos otros dos equipos de la misma liga que los Xolos fueron capaces de llegar a la final. Tanto el cuadro de Cruz Azul como el de Tigres salieron victoriosos de sus series y se verán las caras en la final, misma que no se jugará hasta el 18 de septiembre en Las Vegas. Mientras que el combinado felino logró vencer a las Águilas en la tanda de penales tras un partido que terminó 2-2 en tiempo regular, el equipo cementero cobró venganza por la eliminación de los Xolos y dejó fuera al último participante activo de la MLS, abriendo paso para lo que podría ser una buena final siempre y cuando ambos participantes tomen el partido con la seriedad necesaria. Tanto regios como capitalinos apreciarían un título ahorita, sin importar su aparente nivel de relevancia, así que valdrá la pena estar al pendiente de dicha final.

En fin, la conclusión de este torneo queda pendiente y por ahora el conjunto de Xoloitzcuintles reanuda su actividad dentro del Apertura 2019 cuando enfrente al Toluca este próximo domingo, y solo queda esperar que la pausa no haya matado el ritmo de un cuadro que parecía encontrarlo; solo el tiempo dirá si este equipo está para cosas importantes.