Un promotor cultural ‘extremo’

0
123

TIJUANA.- De niño Francisco Orozco creció en  la colonia Castillo, a un costado del  Cementerio de Juan Soldado y solía  cruzar la frontera en bicicleta cuando  se le ofrecía ir a comprar un juguetellevarse unos betabeles del huerto; “los  migras” simplemente sonreían y lo saludaban. 

La afición por cruzar fronteras y romper límites  se plasmaría en el futuro inmediato en su labor como  comunicador y promotor cultural.  Amante de la adrenalina y las emociones fuertes,  desde muy pequeño se aficionó a los deportes extremos:  Fue un skater thrasher, intentó ser surfo y logró  algunos éxitos como piloto de Off Road.

Su mítico programa de radio, Voces de la  Calle en Estéreo Frontera, fue el espacio por  donde cruzaron todas las bandas tijuanenses  de los años 90, desde Nona Delichas a  Solución Mortal, con visitantes foráneos  como Manú Chao y Todos Tus Muertos.

Tras una etapa como encargado de  espectáculos en el Cecut, Tico Orozco es  actualmente el gerente del Teatro de Bellas  Artes en cuyos balcones platicamos una  mañana. Esto fue lo que nos comentó:

¿A nivel nacional cuál es el aporte de Tijuana en  el ámbito cultural?

Tijuana siempre ha estado a la vanguardia en  el ámbito de la producción artística o la cultura.  La verdad  siempre ha estado un paso adelante,  llámese en artes plásticas, música, cine.

¿Extrañas Tijuana?

Extraño mucho Tijuana, extraño mucho  las posibilidades que te da Tijuana, las  posibilidades que ofrece una ciudad tan  compleja como esta. Extraño ir a caminar a la  playa dos o tres veces por semana.

¿Cuál es la imagen que se tiene de Tijuana en el  exterior?

Yo creo que hay una imagen de los  tijuanenses hacia el exterior de gente franca, de  gente trabajadora, de gente luchona, de ganas.  De hablar de frente, de decir las cosas mirando  a la cara.

¿Qué significó para ti crecer en la colonia  Castillo?

Crecer en un lugar muy tijuanense, a un  lado del panteón de Juan Soldado. La colonia  Castillo también fue una de las primeras  colonias tijuanenses, una colonia donde se vivía  una infancia muy tranquila, jugando beisbol en  las calles, la bicicleta, el patín.

¿Qué anécdotas recuerdas de aquella época?

Agarrabas tu bicicleta, cruzabas la línea que  estaba exactamente en línea directa al K Mart y  te cruzabas como si  nada,  comprabas lo que  te hacía falta, no sé un carrito un juguete,  y  saludabas a los de la migra y a lo mejor hasta te regresabas con una bolsa de betabeles.

¿Practicas algún deporte?

Yo soy fanático del Off Road y antes hacía  muchas salidas de fin de semana a la Laguna  Salada. Alguna vez corrí como copiloto en la  Baja 1000, la Baja 500, en la Baja 250 y como  piloto en la clase Nueve y gané segundos,  terceros lugares, éramos un equipo muy  grande,  de 25 personas más o menos. El  Off Road me gusta mucho y siempre lo he  practicado. Desde los diez años practico los  deportes extremos. Lo increíble es que no  tengo buena vista, tal vez por eso me va bien  y me ponían a correr en la parte nocturna de  la carrera.

¿Qué te hace sentir el Off Road?

El Off Road es una adrenalina que te  desconecta completamente del mundo, no  puedes tener  otra preocupación que no sea  la curva, la piedra, la trasmisión, cualquier  preocupación que traigas de la semana se te  borra completamente. Ese desconectarte de lo  cotidiano, de las preocupaciones, es lo que me  hace disfrutar del Off Road. En el mundo del  Off Road te encuentras hasta arriba del cerro a  un juez, a un médico y ahí todos somos iguales, no hay distingos.

¿Qué recuerdos tienes de tu etapa en el radio  promoviendo grupos de rock?

El programa que más resonancia tuvo fue  Ritmos de Ciudad que en su primera etapa  era cultura joven pero sobre todo grupos  de rock. No hubo un grupo tijuanense de  cualquier estilo de rock, alternativo, punk, que  no pasara por ese programa. Hice muy buenas  amistades. A la fecha tengo buena relación  con los integrantes de Maldita Vecindad. Me  acuerdo mucho de una entrevista con Manú  Chao que estuvo muy interesante sobre la  similitud de la vida nocturna en cualquier parte  del mundo. Una parranda es la misma en todas  partes del mundo. Con Todos tus Muertos de  Argentina hablamos del racismo en Argentina  y la negación de la cultura negra. Uno de ellos  se enojó tanto porque no hablábamos de su  música que se fue caminando desde el cerro  hasta la Zona Río.

¿Qué te inspiró parea crear tu cortometraje?

  Una noche soñé que se detuvo la rotación  de la Tierra. Yo iba por la Avenida Internacional  en Tijuana y de pronto una fuerza me catapulta  hacia Playas de Tijuana y yo voy controlando  el carro tipo una carrera. En el sueño yo estoy  parado en la Y de carretera de cuota y Playas  y  estoy ahí viendo todo cubierto de agua. Ese  sueño me inspiró.

¿Cuándo vas a Tijuana qué haces?

Voy a los tacos de Frank en la Sánchez  Taboada  o a los del Francés en Playas. Voy  visitar amigos, a alguna reunión y todo muy  rápido, pues aquí en Bellas Artes tenemos  eventos casi todos los días y es imposible  desconectarnos.

¿Qué es para ti el triunfo?

Uno triunfa a cada momento, con una nueva  amistad, con un nuevo reto logrado, por todas  las cosas que te van haciendo avanzar día a día.