Un bonito rato con Enzo

0
51
Milo Ventimiglia es un piloto de autos que adopta a un perrito llamado "Enzo". Fotografía: 20th Century Fox

Por Chema Castro III

Cuando sabes que viene una película sobre un perro y el paso de tiempo, ya más o menos sabes lo que debes esperar, además de tener unos pañuelos a la mano, y tal es el caso con The Art Of Driving In The Rain (Mi amigo Enzo), que se estrena este viernes 23 de agosto en los cines de Tijuana.

No que eso sea algo negativo, de hecho esta obra basada en la novela de la década pasada por Garth Stein, es entretenida, y sí tiene sus momentos de tristeza, pero también muy bien ciertas metáforas al relacionar aspectos de la vida con el deporte del automovilismo.

Otra manera de saber que es una buena película es que sale Kevin Costner, bueno, su voz como el pensar del canino Enzo, y es bien sabido que cualquier filme con el padre adoptivo de Superman que tenga que ver con deportes es garantía de un buen rato.

Denny Swift (Milo Vertimiglia) es un piloto en Seattle, Washington, con bastante talento y que sueña con la oportunidad de participar en Fórmula Uno, y una vez, rumbo de regreso a casa, decide llegar a una granja que tiene cachorros en adopción, entre ellos estaba Enzo.

Desde que inicia el filme, Enzo es el narrador, esa es una diferencia curiosa en comparación a otras similares, como el caso de Hachi y Marley & Me, pero efectiva especialmente al tomar en cuenta que es un canino inteligente o, por lo menos, los comentarios nos hacen ver ese detalle.

Sabemos hacía dónde va todo, de hecho desde la primera escena nos deja en claro cómo concluirá el filme, pero el camino es agradable con el director Simon Curtis (Goodbye Christopher Robin, Woman In Gold), y la adaptación realizada por Mark Bomback (The Wolverine, Dawn Of The Planet Of The Apes), nos lleva pro un camino que, aunque algo predecible, de todos modos nos otorga algunas sorpresas.

Denny tiene amigos, en este caso las amistades desde prepa de Tony (Andres Joseph) y Mike (Ian Lake), quienes aparecen a cuadro cada vez que se les necesita, el resto del tiempo pues no; y es que Denny tiene buena suerte ya que no solamente adoptó al mejor perro del mundo, tiene un jefe en Don Kitch (Gary Cole), que bien podría ser ejemplar en su ámbito y, eventualmente, conoce a Eve (Amanda Seyfried), una excepcional mujer.

De hecho los “villanos” del filme pudieran ser los suegros, no tanto Trish, intepretada por Kathy Baker, una actriz que casi siempre emblema pureza; pero Maxwell es interpretado por Martin Donovan, un actor que casi siempre es malévolo, pues no se necesita de mucho para saber que será mala onda en esta obra, recordemos que es Hydra.

Tiene sus curvas para llegar a la meta y, no arruinaré el final, pero más o menos uno sabe que esa bandera será a cuadros y más porque todo lo mueve Vertimiglia y su carismática relación con Enzo, y también la voz de Costner que te relaja bastante.

Es una lástima que este filme cae en el lago formado por la venta de Fox a Disney, ya que muy poca inversión se le ha dado en promoción, pese a estar basada en un bestseller, uno de esos libros muy queridos por sus lectores.

Cabe agregar que no he leído el libro, no sé qué tanto se modificó aunque uno supone que hay más historia en los personajes de relleno, como los amigos y hasta los suegros, pero en 100 minutos no hay mucho tiempo a prestar a otros.

Sí es película de pañuelos, vayan preparados, pero el ritmo es apropiado, eso es algo en que destaca el director Curtis, y el pero es muy bonito.

The Art of Racing In The Rain

  • Título en español: Mi amigo Enzo
  • Reparto: Milo Vertomiglia, Amanda Seyfried, Kevin Costner, Gary Cole, Kathy Baker, Martin Donovan, Ryan Kiera Armstrong, Andres Joseph, Ian Lake, McKinley Belcher III y Kevin Costner (voz, en la versión en inglés).
  • Director: Simon Curtis
  • Guión: Mark Bomback
  • Año: 2019
  • Duración: 1:49 hrs.
  • Género: Drama,
  • Calificación: *** (de cinco)