Trabajemos por Baja California

0
119

Por Roberto Rosas Jiménez

El sector empresarial fue visto durante mucho tiempo como ajeno al gobierno, interesado únicamente en defender sus empresas.

A los empresarios se nos consideraba como una persona que ya había resuelto su vida, que no tenía problemas económicos e incluso, que no mostraban interés en los problemas que afectaban a la región.

En Coparmex hemos trabajado por cambiar esa imagen errónea de lo que es ser un empresario, adoptando y defendiendo los principios originados de los valores de nuestro organismo y de quienes lo integramos.

Por ello es que nosotros, a pesar de ser una organización no política, reconocemos los aciertos de nuestros gobernantes, así como señalamos y manifestamos nuestra inconformidad cuando algo no es en beneficio de la sociedad.

Pero esto no puede pasar trabajando solos, tenemos que unirnos, sociedad y gobierno, para terminar con las condiciones adversas que han afectado el desarrollo de la región.

No es necesario formar parte de un organismo como Coparmex o alguna asociación para participar, también se puede hacer en la escuela, en nuestras colonias, en el trabajo; como ciudadanos es nuestro deber y derecho participar.

De igual manera, no podemos exigir resultados a nuestros gobernantes, si no somos buenos ciudadanos.

No podemos hacerlo si al salir a nuestras calles, tiramos la basura fuera de un bote; no podemos hacerlo si al manejar no respetamos los señalamientos viales; no podemos hacerlo si no respetamos el espacio de nuestros vecinos.

Queremos una Baja California en la que problemas como la inseguridad, corrupción e impunidad, no sean un lastre para nuestro desarrollo. Pero para eso las autoridades tienen  la tarea de darnos la confianza de que todas las decisiones que toman son en beneficio de la sociedad y no para su interés personal.

Este factor será clave para que en los próximos años, nuestra sociedad pueda contar con mejores condiciones que propicien el desarrollo correcto de la región.

Es momento de dejar atrás la apatía y no sólo quejarnos a través de las redes sociales de las cosas que nos afectan. Busquemos las vías correctas para hacer que nuestra voz sea escuchada y recordemos que, siempre, el cambio inicia en nosotros.

Nosotros en Coparmex seguiremos trabajando, señalando y reconociendo para hacer esto posible.

Nunca es tarde para hacer grandes cambios en beneficio de nuestra región. Por eso yo los invito a que todos lo hagamos cuanto antes para que el nombre de Baja California, sea más reconocido por las cosas buenas de nuestra gente, que por controversias políticas o sociales.