Toma protesta nuevo consejo directivo del sindicato de burócratas

Redacción/Infobaja

Tijuana.- José Agustín Calderón, tomó protesta como nuevo secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, Municipios e Instituciones Descentralizadas de Baja California (Sutspemidbc), sección Tijuana, para el periodo 2020-2023.

Durante la Asamblea el presidente municipal, Arturo González Cruz, resaltó la importancia del personal sindicalizado, pues ellos conforman la base de la estructura gubernamental que contribuyen a proporcionar los servicios más indispensables que mejoran las condiciones de vida de la comunidad.

“Cada día, el aparato gubernamental se transforma y se crean nuevos proyectos, que son apoyados por los trabajadores municipales. Felicito al secretario electo y al comité que lo acompañará durante su gestión, con el exhorto de cumplir en todo momento con la gente que confió en nosotros y ejecutar las acciones con total transparencia, no podemos decepcionarlos”, mencionó el alcalde.

En tanto, el secretario general electo, José Agustín Calderón, señaló que el nuevo consejo ejecutivo, marcará la transformación y renovación del sindicato para ejercer de forma transparente y apostando a un mandato de puertas abiertas, en donde quedarán atrás los colores partidistas, para dar paso a la participación general.

“Agradezco la participación de los más de 5 mil trabajadores de base activos que emitieron su sufragio y nos favoreció con su voto, esto significa que más del 70 por ciento del padrón afiliado, participó en estas elecciones. No los defraudaré, insistiré todos los días en la recuperación de nuestro sistema de salud, Issstecali, para garantizar el futuro de nuestro sindicato”, dijo José Agustín Calderón.

El secretario general electo reconoció el trabajo de los titulares de las secretarías y direcciones municipales, haciendo un llamado al gremio sindical para colaborar en el plan de gobierno trazado desde el primer día de la administración del alcalde, con la firme convicción de servir y eliminar las malas prácticas.