Tiene “La Bestia” un reto de AMM

0
50
Jharely Reyes se forjó en competencias varoniles desde los 13 años. Fotografía: Korina Sánchez S.

Por Korina Sánchez S.

Tijuana.- “La Bestia” es el apodo deportivo de Jharely Reyes, una joven que en sus inicios en las Artes Marciales Mixtas (AMM), tuvo que enfrentarse a varones. Se ganó el apodo cuando derrotó a su rival en unos instantes.

“En mi primer torneo de jiu-jitsu me tocó competir contra un niño porque no había niñas y como nunca me había visto lugar ni mi familia ni mi entrenador en ninguna competencia, le gané en cinco segundo y de ahí surgió el nombre”.

Jharely practicó karate durante cuatro años, una disciplina que requiere esfuerzo y concentración, pero no tanta como la de las AMM, comparte entusiasta sobre sus logros en ese deporte.

Aunque las AMM se abren poco a poco hacia la participación de la mujer en las competencias, aún es un mundo de hombres, considera la joven, quien afirma que se requiere de constancia para triunfar.

“Es cansado. Muchos nos preguntamos a veces por qué quisimos ser boxeadores, si implica entrenar todo: Box, karate, lucha, jiu-jitsu, kick boxing, preparación física como correr, nadar, crossfit”.

Estudia el primer cuatrimestre de la carrera de nutrición, un conocimiento que dice, le servirá a lo largo de su vida, para aplicar en su formación deportiva y compartir con quienes deseen mejorar su estilo de vida.

“Yo quería ser doctora, pero no me llenaba tanto por el hecho que tenía que dejar mis entrenamientos. Mi familia y yo llegamos a la conclusión que estudiando nutrición era algo que iba a disfrutar hacer y que no iba a absorber tanto tiempo”.

La filosofía bajo la cual se rige Jharely y su equipo de preparación es “Primero la escuela y después el deporte”, es una responsabilidad mantener buenas calificaciones para tener un equilibrio con el deporte y mejorar en las competencias.

“Sí me pienso dedicar a eso, pienso terminar mi carrea y estudiar una segunda carrera y cuando decida mi coach voy a debutar y seguiré siendo profesional y esperemos llegar a las grandes ligas”.

Entrena y reparte el tiempo entre varias actividades, como el trabajo y la familia, además de ir a la escuela.

“Aproximadamente por todos los entrenamientos hago como ocho horas al día. En la mañana corro, a las 12 me voy a crossfit hasta las dos (de la tarde), de ahí me voy a las cinco de la tarde y hasta las ocho de la noche y cerramos corriendo”.

De cuatro a seis semanas, Jharely se prepara fuertemente ejercitando el cuerpo y comiendo saludablemente, para hacer frente a cada pelea que tiene programadas.

“Después de pelear tomo algunas semanas de descanso, para comer mal, quedarme a ver películas o salir al cine”.

El objetivo es ingresar a una liga femenil de AMM en México, denominada Invitas, que a juicio de la peleadora, cuenta con un nivel competitivo; sin embargo, de no conseguirlo, tomaría en cuenta otras opciones, platica.

“Puede ser la liga que mejor sueldo ofrezca o que dé la oportunidad, porque muchas veces es buena empresa pero a veces solo te meten de relleno… Queremos ganarnos un lugar en una buena empresa y que ese lugar nadie nos lo quite”.

La familia

Aunque Jharely recibe el apoyo de su familia para continuar su carrera deportiva, que apenas comienza profesionalmente en Tijuana, existen algunos temores por parte de sus padres referentes a que pueda salir lastimada en un combate.

“No les gusta que pelee, me apoyan más que nada porque saben que me gusta desde pequeña, ellos me metieron a karate, ya lo ven como una disciplina”.

En su comunidad, la joven peleadora es un ejemplo a seguir, ya que hay niños y adolescentes que ven en ella una inspiración para ser disciplinados y alejarse de las adicciones.

Jharely Itzel Reyes Gómez

Edad: 18 años

Originaria: Tijuana

Categoría: 105 libras