Sustentabilidad, más que una moda

0
109

Por Maritza Morales

El tema de sustentabilidad cada vez se escucha más en México y en el mundo entero. Se podría pensar que es una “moda”, ahora todas las empresas buscan ser sustentables, pero, ¿realmente que significa ser sustentable?

La sustentabilidad no tiene que ver con la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), muchos empresarios todavía lo confunden. El tener una empresa sustentable va más allá de hacer una donación a una causa social, de tratar de sumarse a la tendencia de ser sostenible sin realmente aportar valor al negocio y a la sociedad.

Por definición, sustentabilidad es la capacidad que tiene la sociedad de producir y hacer uso consiente de sus recursos sin agotarlos, ni exceder su renovación para satisfacer las necesidades de la actual y de las generaciones futuras.

Por lo tanto, para desarrollar un modelo de negocios sustentable se requiere lograr un equilibrio entre la forma de hacer dinero, causando el menos daño posible al medio ambiente para lograr la satisfacción y calidad de vida de las personas (sociedad).

El verdadero reto es generar negocios rentables siendo sostenibles; en la actualidad, con el choque generacional, la incursión de generaciones jóvenes en el sector laboral y la alta competitidad empresarial, en donde las cifras en ventas son indicadores de éxito y rentabilidad, es necesario crear una estrategia en la que la forma de generar ganancias  sea parte del resultado de tener prácticas sustentables.

El desarrollar modelos de negocios sostenibles es una gran oportunidad para reducir costos en ciertos procesos y tener un negocio más competitivo a largo plazo.

Esta temática pudiera parecer que solo aplica a las grandes compañías, sin embargo aplica para cualquier negocio. Para las Pymes puede ser una gran oportunidad de innovación, ya que por su estructura es más fácil detectar una oportunidad y realizar cambios rápidamente, sin necesidad de inversiones muy grandes.

Cabeza descanso – México en el camino a la sustentabilidad

Todos tenemos la oportunidad y sobretodo la responsabilidad de cuidar de nuestro planeta y los recursos no renovables. ¿Como podemos sumarnos como indivuduos y en nuestras instiruciones?

  • Uso responsable y eficiente de los recursos: Disminuyendo el uso de agua, implementando sistemas de reciclaje
  • Uso de energías verdes: La energía eólica y solar, así como el uso de tecnologías inteligentes
  • Reciclaje: Promover la cultura, separación de materiales y reutilizarlos
  • Reparar daños al medio ambiente: Protección de animales y plantas, reforestar, cuidar los ecosistemas
  • Mejorar la calidad de vida de la sociedad a través de la educación e información
  • Condiciones laborales justas

La sustentabilidad no está peleada con el progreso, ser sustentable no significa regresar a la época de las cavernas, al contrario. Sustentabilidad y progreso debería de tener como resultado el equilibrio: Ser rentable, cuidar el medio ambiente, una sociedad sana y con mejor calidad de vida.

Recordemos que hoy en día, los consumidores son cada día más conscientes y optan por apoyar y consumir productos y servicos que cuidan el impacto ambiental al ser producidos, el bienestar de sus empleados, el impacto social y económico en su país de origen y la calidad final. Si tu empresa realiza prácticas sustentables, y no son sólo “lavado verde”, es tiempo de integrarlas a tu estrategia de marketing y comunicación.

Ser sustentable en la empresa ya no es un gusto, sino una necesidad imperate con el objetivo de generar un beneficio común.