Supera expectativas la inversión extranjera, señala SE

0
221
Fotografía: Archivo

Por Korina Sánchez S.

La Inversión Extranjera Directa (IED) en México ha sido de 190 mil millones de dólares durante el presente sexenio, cifra que 22 por ciento mayor a la planteada al inicio de la administración federal, afirmó la subsecretaria de Competitividad y Normatividad de la Secretaría de Economía (SE), Rocío Ruiz Chávez.

Durante la conferencia “Acciones concretas para mejorar el ambiente de negocios e incrementar la competitividad”, la subsecretaria sostuvo que las expectativas económicas en cuanto a la IED se superaron, gracias al trabajo coordinado con organismos empresariales.

“Es el sexenio donde han entrado más inversiones. ¿Cómo le hicimos?, se quitaron los topes para producir petróleo, electricidad, ductos, servicios de radiodifusión y televisión, todo eso”.

En la conferencia magistral, frente a empresarios en Tijuana, afirmó que la competitividad local fue un tema que importó al gobierno federal, pese a que los miembros de la iniciativa privada en la frontera se mostraron inconformes, en múltiples ocasiones, con las medidas del mismo, como las reglas para la importación de autos usados.

Ruiz Chávez explicó que en Baja California se trabajó junto a líderes de organismos y cámaras empresariales, para detectar necesidades y crear estrategias que impulsaran la inversión extranjera.

En sexto lugar se encuentra Baja California en captación de inversión extranjera directa, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Economía.

El desarrollo de infraestructura, argumentó, fue un facilitador de la IED; los inversionistas tuvieron la confianza para dejar capital en el País, pese a las dificultades económicas a nivel mundial.

El plan por parte de la Secretaría de Economía para atraer la IED es la creación de una base de datos para conocer los montos y el origen del capital a México; después se apoyó de estudios por parte del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

“Nosotros también hicimos un índice. Estudiamos cómo están las instituciones, la infraestructura, la eficiencia del mercado. Tenemos la información en un solo indicador”.

Otros factores que se tomaron en cuenta durante la administración federal, para determinar los pasos para la atracción de inversión fueron la seguridad en zonas determinadas (por ejemplo Baja California), eficiencia en el gobierno, corrupción, transporte y otros elementos que serían considerados como inhibidores para la economía mexicana.

En Tijuana, por ejemplo, uno de los inhibidores del óptimo intercambio comercial con Estados Unidos es la falta de infraestructura. La funcionaria citó el caso de la garita de Otay, en el que los tiempos de espera se alargaban al haber un camino de terracería, que dificultaba el paso de los camiones de carga.

“También hablamos de un consejo con el secretario de Estado, economía, turismo, salud, comunicaciones y transportes, sentados con CCE (Consejo Coordinador Empresarial), Concamin (Confederación de Cámaras Industriales) para hacer una agenda privada”.

Uno de los aciertos de la administración federal, dijo, fue el impulso de la unificación de criterios con los estándares internacionales, en las verificaciones en las aduanas mexicanas, para disminuir los tiempos de revisión y que los cargamentos llegaran en menos tiempo a su destino.

La estrategia de indicador

  • Indicador junto al INEGI
  • Indicador junto al IMCO
  • Datos de organismos y cámaras empresariales locales
  • Datos del gobierno federal

Inhibidores de la economía mexicana

  • Seguridad
  • Eficiencia del gobierno
  • Corrupción
  • Educación básica
  • Educación avanzada
  • Infraestructura
  • Transporte y telecomunicaciones