Señala Jaime Bonilla «a nadie se le puso una pistola»

0
314

Redacción/Infobaja

Tijuana.- El gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, emitió un posicionamiento respecto a la ampliación del próximo periodo estatal, y recalcó que «a nadie se le puso una pistola» para emitir su voto respecto a la ampliación de la gubernatura.

“Ya está muy ´choteado´ el dicho de que los corrompieron. Por favor, que lo comprueben, es muy fácil hacer señalamientos de ese tipo, los he oído a la izquierda y a la derecha, a nadie ponen la pistola en la cabeza para que voten”.

Señaló que es “un extremo de la hipocresía” de quienes aprobaron y cuestionan la ampliación de período gubernamental, y dijo que el actual gobernador, Francisco Vega, debe reconocer que quienes la aprobaron y ratificaron, son de su mismo partido.

“No olvidemos que es la misma Legislatura que votó a favor de la privatización del agua y después se retractó. Es la misma Legislatura que ha tenido el gobernador Kiko Vega, desde un principio, o sea, así han votado, así ha sido muy típico de ellos”, dijo Bonilla Valdez, al referirse a la “extrema hipocresía” a que aludió el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia mañanera.

Hizo referencia a la respuesta dada por el Presidente a la pregunta sobre el polémico asunto, en el que pidió que no se le involucre, ya que nada tuvo que ver en la decisión mayoritaria de la actual Legislatura local.

“No tengo nada que ver”, dijo el presidente, y destacó “de todo me quieren echar la culpa, por eso mismo no opino, pues podrían darse malas interpretaciones”.

Luego hizo énfasis que no solamente votaron los diputados de Morena (dos), sino el resto, de otros partidos, que sumaron un total de 21 legisladores. Es entonces que el jefe del Ejecutivo federal expresó: “se me hace un extremo de la hipocresía que ahora se cuestione, lo que antes aprobaron”.

Bonilla Valdez expresó que Vega es muy difícil de entender, pues dijo un día dice una cosa y luego otra.

Consideró, sin embargo, que es una parte del proceso. “Tiene que publicarla para que sea vigente. O sea, los que hayan votado, si el gobernador no la pública, si él toma esa decisión, pero que el gobernador esté consciente de que es ´su propio Congreso´ el que está votando, los mismos panistas, los mismos que se quejan y se dan baños de pureza, son los que votaron esa ley”.