Señala Canaco temas pendientes en comercio para 2019

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) ofreció un convivio a representantes de los medios de comunicación, donde ofreció un breve balance de cómo estuvo el 2019 para el comercio organizado.

El presidente de Canaco, el C.P. Jorge Macías Jiménez, comentó durante la reunión que el año 2019 representó un periodo positivo para el comercio de Tijuana, aunque no fue lo que se esperaba.

Durante el tercer trimestre del año Baja California registró un crecimiento arriba del 30%, y a Tijuana se le ubicó como la ciudad puntera, mientras que el resto del país apenas alcanzó el 2%, comparado con el 2018, manifestó.

“Esto demuestra que en el estado las cosas se hacen de manera diferente, pese a los obstáculos que se registraron en el transcurso del año, tales como el cierre de las garitas, derivado de la llegada de caravanas migrantes a la ciudad, lo cual afectó el turismo”, expresó.

Los estímulos fiscales como el del 8% en la reducción de precios, añadió, resultaron favorables y aportaron al crecimiento de la economía, sin embargo, no fue para todos los ciudadanos, pues solo se aplica como un beneficio para los contribuyentes “buenos”, los que no compraron facturas “chuecas” o que no tenían ningún adeudo fiscal.

En el tema de los autos “chocolate”, explicó que la cámara empresarial, representando al grupo de vendedores de autos usados, ha realizado propuestas al gobierno federal para que retire un candado del Decreto de Importación de Vehículos, el cual representa un arancel del 50%.

Dicho arancel incrementa más del 80% del costo de los vehículos, dijo, lo que hace más difícil para el ciudadano la importación de sus vehículos, trayendo consigo la internación ilegal de autos a la región.

Expuso que dicho candado en la importación de los vehículos es un arancel del 50%, que el comprador del auto tiene que pagar, ya que las autoridades solicitan un certificado de origen que las armadoras entregan junto con el carro a la agencia.

Este documento, después de 5 o 10 años, ya no lo puede entregar ni la armadora, ni la agencia, incluso si al vehículo se le cambia una llanta, señaló el dirigente que si el gobierno quitara dicho candado, el impuesto general de importación bajaría entre un 80 o 98%.

Afirmó que una revalidación de vehículos “chocolate” sería dar una solución que hasta el momento no ha funcionado para la ciudadanía en general, y sí a quienes tienen el control y los que compran carros en el momento en que se aplica ese programa.

Al ser cuestionado sobre el programa del Sistema Integral del Transporte (SIT), el líder empresarial opinó que dicho esquema puede funcionar siempre y cuando haya voluntad para hacerlo, ya que detrás hay muchos intereses y no se le dio el apoyo suficiente a la empresa encargada de desarrollarlo.

“En la ciudad necesitamos un sistema moderno, de mejor calidad y precios, expuso, si hay voluntad todo se puede solucionar, y ahora tocará ver en qué acuerdo llegarán la empresa y el gobierno”, finalizó.