De Tijuana a Chiapas, piden renuncia de Peña Nieto

0
133

Por Laura Sánchez y Gabriela Martínez 

Tijuana.- Pamela tiene 7 años de edad. Viste una camisa color roja que en su pecho lleva la leyenda, «#Ayotzinpa», en letras negras. Es lunes y son casi las ocho de la noche, pero ella camina junto a su madre, maestra en una escuela primaria de Tijuana, para exigir la renuncia del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el hallazgo con vida de los 43 normalistas desparecidos en Guerrero, desde el 26 de septiembre pasado.

-¿Por qué marchas? Le pregunto.

Mientras ondea una bandera roja y gigante, más grande que ella, responde:

-Ese hombre es malo, nadie lo quiere. –

¿Quién? Vuelvo a preguntar.

-Ese. Me dice. Luego, con su dedo índice señala una piñata que arde en llamas sobre la avenida Revolución de Tijuana. Rodeada de decenas depersonas que celebran el fuego. A unos metros del Reloj Monumental, en una de las zonas más emblemáticas de la ciudad.

Tijuana, al igual que  otros 12 estados del país, se sumó a las marchas y protestas que exigen la renuncia de Peña Nieto, a dos años de su gobierno; pero también para recordar y exigir el hallazgo de los estudiantes de la Escuela Normal Rural San Isidro Burgos, en Guerrero, que luego de ser detenidos por policías municipales, fueron entregados a un grupo del crimen organizado, sin que a la fecha se tenga información de su paradero.

En total se movilizaron varios contingentes en tres horarios diferentes, el primero partió a las 8:30 horas del martes en el Centro Cultural Tijuana (Cecut), el segundo a las 15:30 horas en la glorieta Cuauhtémoc, en zona Río y el tercero, en ese mismo punto, pero dos horas después.

La última marcha inició a las  cinco y media de la tarde, prolongándose hasta casi tres horas en la zona Centro de Tijuana, sobre la avenida Revolución.

Las consignas eran dos: Peña Nieto y los normalistas.

Los jóvenes estudiantes y familias que llegaron a la glorieta llevaron desde pancartas con mensajes como. «Estas despedido Peña Nieto», y también gritaron en una sola voz: ¡Exigimos tu renuncia Peña Nieto! y ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Después de unas horas la gente se movilizó frente al Reloj Monumental en la avenida Revolución, allí la gente prendió fuego a una piñata que simulaba la imagen del presidente. Mientras, un estudiante universitario no mayor de los 22 años, tomó el micrófono para dar un mensaje: ¡Somos estudiantes y nos están matando. Debemos omitir la violencia pero sin ser pasivos, necesitamos despertar!