Retiran artefactos bélicos en Siria, pero no hay calma

0
101

EL CAIRO.- El gobierno sirio ha retirado sus tanques y armas pesadas de las ciudades y ha excarcelado a unos 3 mil 500 prisioneros, aunque las fuerzas de seguridad siguen matando a los manifestantes pese a la llegada de observadores extranjeros, dijo el lunes el jefe de la Liga Arabe.

Nabil Elaraby dijo que los francotiradores que respaldan al régimen sigue actuando en Siria y exigió una tregua completa, pero a pesar de la continuada represión del régimen, enumeró los logros de los observadores de la Liga Arabe desde su llegada al país.

Los monitores deben verificar que Siria cumple el plan de la Liga Arabe para poner fin a nueve meses de cruenta represión de los disidentes.

El presidente Bashar Assad accedió al plan el 19 de diciembre, pero desde la llegada de los observadores de la Liga Arabe el martes pasado, los activistas sostienen que las fuerzas gubernamentales han matado a más de 150 personas, su gran mayoría desarmadas y que se manifestaban pacíficamente.

"Sí, continúan los disparos y sí, continúan los francotiradores", expresó Elaraby en conferencia de prensa en El Cairo, donde la Liga Arabe tiene su sede.

"Continúan las matanzas. Tenemos como objetivo despertar una mañana y escuchar que no se ha matado a nadie. El propósito de la misión es proteger a los civiles. Entonces, si alguien es asesinado, queda incompleta nuestra misión", apuntó.

"Es necesario un alto el fuego total", agregó Elaraby.

Sin embargo, el jefe de la Liga Arabe dijo que los tanques y piezas de artillería fueron retirados de las ciudades y vecindarios residenciales, los suministros de alimentos llegan a los habitantes y fueron recuperados los cadáveres de manifestantes caídos.