ReStyling de marca… ¿Cuándo sabemos que llegó el momento?

0
113

Por Maritza Morales

Una marca es mucho más que un logotipo, es un activo poderoso que le da un valor intangible que se define por las propias cualidades del corporativo o negocio.

Al igual que las personas, las empresas sufren cambios y transformaciones, marcadas por el mismo mercado, ambiente, consumidores y las personas que forman parte de las organizaciones; por lo que es necesario realizar una escaneo de la marca desde su interior “ADN”, analizar lo que desea proyectar así como su identidad y branding actual, además de las necesidades cambiantes de los mercados a los que se busca conquistar o retener. Una vez teniendo este análisis se tomará la desición de refrescar o cambiar la identidad corporativa, ya que todo el universo de la marca debe de estar alineado para lograr lo objetivos comerciales.

¿Cada cuánto tiempo requiero hacer un restyling de mi marca? ¿El cambio deberá ser muy drástico o que apenas lo noten mis clientes? ¿Afectará negativamente al posicionamieto de mi marca?

Estas son algunas de las preguntas que se plantean nuestros clientes cuando están en este proceso, lo que les puedo recomendar cuando están en la búsqueda de un cambio es tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Si su negocio ha evolucionado lo suficiente como para que su identidad actual no refleje el posicionamiento que se visualiza
  • Si la visión de la empresa ha sufrido grandes modificaciones, búsqueda de nuevos segmentos de mercado, lanzamiento de distintas unidades de negocio
  • Si al inicio se comenzó con un logotipo sencillo sin todo el proceso del desarrollo del ADN de la marca y se busca profesionalizar la imagen, entonces es momento de comenzar el a trabajar en el proyecto de restyling.

Lo drástico del cambio dependerá de lo lejano que este la marca del posicionamiento deseado, podría requerirse solo una actualización del logotipo o un nuevo diseño de identidad.

He tenido la experiencia trabajando con clientes en los que por su creciemiento y posicionamiento deseado, es necesario realizar un cambio completo de identidad; al inicio les causa conflicto el realizar este cambio pero para llevar a cabo este proceso y los consumidores perciban y acepten el cambio de manera positiva, se recomienda realizar una campaña de comunicación estrategica en la que se proyecte el nuevo posicionamiento visual de la marca.

Es un proceso que lleva tiempo, se sugiere comenzar con una campaña dirigida al cliente interno (los colaboradores de la empresa), proveedores y usuarios. Manteniendo el contacto directo, clara comunicación y claridad en el porqué del cambio.

Si crees que ya es momento de un “refresh”, acércate con un experto que te lleve de la mano en este proceso y no hacerlo de manera superficial. Recuerda que lo más importante es lo que está adentro, las marcas con valores bien definidos son las que marcan el cambio y evolucionan junto con su consumidor por que logran entenderlo e identificarse con ellos.

Los cambios son buenos siempre y cuando estén fundamentados y bien ejecutados.