Refrenda Cordero compromiso con BC

0
164

MEXICALI – Hace más de tres décadas se ha hablado de la modernización de cruces fronterizos y hoy ya es una realidad, debido al otorgamiento de recursos para invertir en esta nueva infraestructura la cual se ha iniciado y se estará concretando en los próximos meses, manifestó el Gobernador del Estado, José Guadalupe Osuna Millán.

 
 
El trabajo en conjunto tanto del Gobierno Estatal como el Federal que se ha realizado es por lo que Baja California puede obtener lo que hoy se está llevando a cabo, la mayor obra de infraestructura en materia de cruces fronterizos, expuso el Mandatario Estatal, durante la visita del Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Ernesto Cordero Arroyo. 
 
La visión que comparte el Presidente de México Felipe Calderón Hinojosa y el Secretario de Hacienda es la firme voluntad de no sólo diseñar la nueva ruta sobre la que ya transitamos para modernizar los cruces fronterizos sino sobre todo el apoyo monetario, aquí se ha demostrado los recursos necesarios para atender una añeja demanda, dijo Osuna Millán. 
 
El funcionario Federal mencionó que el proyecto integral de las obras de garitas del cruce fronterizo El Chaparral en Tijuana y Mexicali-Río Nuevo en la entidad, así como otros proyectos que están en curso o a punto de iniciar, suman en recursos un poco más de 800 millones de pesos para Baja California. 
 
Toda la inversión que realiza el Gobierno Federal en infraestructura aduanal, se realiza por el gran beneficio que tiene para México reducir los tiempos en la aduana, descongestionar los patios de importación y hacer eficientes los tiempos de atención a los usuarios. 
 
Ya están por licitarse los edificios de aduana para las obras de integración y de acceso en Tijuana y deberán de estar concluidas para el mes de septiembre del 2012; ése es el compromiso asumido con las dependencias federales, señaló el Gobernador del Estado. 
 
Lo que representa para Baja California el poder contar con cruces fronterizos modernos, ágiles, seguros y adecuados a las necesidades de infraestructura es lo que los usuarios de la dinámica binacional exigen. 
 
Podemos asegurar que por primera vez en su historia estamos destrabando todos juntos obras que se imaginaron hace 30 años, infraestructura que al menos 15 años ha sido rebasada en su uso y eso genera pérdida de competitividad para nuestra región y estamos atendiendo una de las viejas demandas de la sociedad bajacaliforniana y esto es una muestra de que si seguimos así trabajando juntos pronto estaremos resolviendo los problemas estructurales de la región, concluyó Osuna Millán.