¿Quién reemplazará a Rivers?

Por Dante Lazcano

Seguramente fue en el 2010 cuando empecé mi aventura narrando las incidencias de los ahora LA Chargers a través de Pulsar 107.3 cuando aseguré que de la mano, o el brazo, de Philip Rivers los electrizantes no serían campeones.

Y prácticamente una década después el tiempo lamentablemente me dio la razón, pues con Rivers no se llegó a ningún lado.

El pasador del equipo el próximo año no jugará con los del rayo, luego que la directiva de la franquicia le comunicó al jugador que no le ofrecerán contrato en la agencia libre.

Confieso que en el fondo me sorprendió la decisión del equipo pues la campaña del 2020 se supone deberá ser especial debido a que estrenarán estadio y debido a la necesidad que tienen en otras áreas yo hubiera pensado que invertirían una o dos temporadas en desarrollar a un joven que iniciar de cero.

La gran interrogante es si el equipo se la jugará con Easton Stick, a quien tomaron en la quinta ronda del draft el año pasado, o irán por alguien del draft, ojalá y sea Joe Burrow, o abrirán la chequera y traerán a Tom Brady como ganchazo para vender boletos en el nuevo estadio.

Adiós vaquero

Para quienes lo vimos llegar a San Diego tengo que reconocer que será duro ver, a partir de este año, a la ofensiva sin el #17 llamando y llorando las jugadas pues fueron 16 años los que estuvo en la organización.

Y es que al final Rivers era el último vínculo que había entre San Diego y el equipo, al grado que el jugador se  mantuvo como integrante de la comunidad sandieguina sin importarle que tuviera que hacer diariamente el viaje a Los Ángeles a los entrenamientos del equipo.

Así como lo hice con LaDainian Tomlinson en el sentido de hacer un ejercicio de una jugada o momento favorito, en el caso del expasador de los electrizantes me quedo con dos y lo curioso del asunto es que en ambos casos son fuera del terreno de juego.

El primero, y en ese orden, cuando accedió a mandarle un saludo motivador a un niño mexicano que radicó en Quebec, Canadá y que estaba en fase terminal de cáncer.

El otro momento fue el domingo que fue presentado al equipo del rayo tras haber sido canjeado de los NY Giants a los San Diego Chargers, debido a que no quiso chofer o trato especial, el jugador se perdió y en lugar de dirigirse hacia Murphy Canyon, donde estaban las instalaciones del equipo, se enfiló hacia Tijuana al grado que debió darse vuelta en U en la garita metros antes de cruzar a México y redireccionarse a lo que fue su presentación.

Deportivamente hay algunos que destaco, como cuando jugó la final de conferencia con las rodillas tronadas, o cuando fue tremendamente tacleado en el juego de comodines ante Baltimore hace dos temporadas, pero nada más.

Mis dos centavos

Hoy más que nunca lo confirmo, esto es un negocio.

 

Compartir
Artículo anteriorEmprendimiento
Artículo siguientePerredistas se dividen