Por dentro y por fuera: Descargas de vergüenza

Con cientos de miles de galones de aguas negras los tijuanenses recibimos a más de 1,300 ballenas grises que pasan por nuestras costas en esta temporada 2013. Nuestra contaminación está matando más ballenas que todas las que los países arponeros han cazado durante el transcurso de la historiaBallenas varadas han aparecido muertas en nuestras costas sin causa aparente, cardúmenes enteros de peces han aparecido flotando muertos por contaminación de océanos en bahías del vecino estado de California.  En la playa de Imperial en Estados Unidos nuestra contaminación elige representantes populares que juran y perjuran combatir la contaminación que Tijuana, México le hace a sus costas. Sin duda, los más preocupados por nuestra insalubre situación no son  ni Conagua, ni la Cespt, ni el Ayuntamiento, son los organismos internacionales dedicados al tema del agua. Uno que ha sido ninguneado por hacer valer su voz y sobre todo los derechos de todos los ciudadanos a contar con un medio ambiente sano son los miembros de la organización ambientalista: Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental, que por cierto, tiene programada para esta semana la edición número 25 de la limpia de playa, ahora con la modalidad que irán al origen de la basura sólida que llega al mar, los arroyos. La convocatoria es como siempre abierta a todos los tijuanenses para este sábado 23 de Marzo durante toda la mañana, es sólo un día, pero su actividad queda enmarcada en los festejos del Día Mundial del Agua que también celebramos. Pero no son los únicos, organizaciones hermanas como Kilómetro 1, de jóvenes estudiantes de diversas preparatorias y universidades también hicieron lo propio el fin de semana pasado.

Nuestro subdesarrollo sanitario y de saneamiento de aguas residuales nos tiene sumidos desde hace años en una de las más graves crisis de contaminación de arroyos, playas y mares, que de forma recurrente y ante la tolerante indiferencia ha venido suscitando en nuestra red de drenaje que está trabajando muy por encima de su capacidad. Las descargas de aguas negras que año con año se dan en Playas de Tijuana son una verdadera vergüenza internacional, regularmente nuestras autoridades de la Comisión Estatal de Servicios Públicos hacen mutis ante esta catástrofe medioambiental. Tal parece que los únicos que se dan cuenta son los bomberos-salvavidas que se encuentran ubicados en la caseta de playa, que muy constantemente tienen que dar el aviso a la población bañista de que la playa se encuentra cerrada. Lo que le sucede a nuestras playas y arroyos le sucede a Tijuana, y por tanto también nos sucede a nosotros.

La propuesta es presionar a las autoridades para que no dañen más nuestro degradado ecosistema arrojando aguas negras al mar, ¿qué acaso le queremos heredar a nuestros hijos una ciudad y una playa tan contaminada que solo les quede ir a otro lugar a disfrutarla? Somos parte de nuestras playas y ellas son parte de nosotros. ya rebasamos nuestra capacidad de saneamiento construyamos más plantas de tratamiento o solicitemos a la CESPT le el adecuado mantenimiento a las que tiene actualmente.