Podría ser alternativa regulación de drogas, considera FCH

0
118

WASHINGTON.- El presidente mexicano Felipe Calderón advirtió el lunes que la regulación de drogas podría ser una alternativa al combate frontal contra los carteles solamente si comienza en Estados Unidos.

"Creo que el proximo gobierno continuará el esfuerzo" antidrogas, dijo el mandatario en inglés refiriéndose a Enrique Peña Nieto, quien asumirá la presidencia de México en diciembre.

El equipo de Peña Nieto tiene "el derecho y la obligación de analizar otras alternativas. Pero déjeme ser honesto, ¿Quieres realmente pensar en otras alternativas? No puedo ver ninguna diferente a pensar sobre la regulación de drogas en el mercado global, empezando aquí en Estados Unidos", agregó el mandatario al responder preguntas del público tras pronunciar una conferencia en el Consejo de Relaciones Exteriores, un centro de estudios sin vínculos partidistas.

"Todas las soluciones, alternativas deben ser consideradas, para detener las ganancias masivas de las organizaciones criminales. Y eso incluye alternativas de mercado que prevengan el tráfico de drogas y que prevengan que el tráfico de drogas cause tanta violencia y muerte", dijo.

En meses recientes, Calderón se ha mostrado opuesto a legalizar el consumo de drogas y a favor de medidas a las que, como hoy, llama "alternativas de mercado" sin detallar en qué consisten. Tampoco especificó si la regulación gubernamental debería incluir la producción y distribución de drogas, a las que tampoco diferenció.

Su predecesor en el cargo, Vicente Fox, ha insistido recientemente en la necesidad de que el Estado controle tanto la producción y distribución de narcóticos.

El presidente guatemalteco Otto Pérez Molina ha instado este año a líderes sociales y autoridades a involucrarse en un debate que permita buscar un punto medio entre la liberalización de la venta de drogas y el prohibicionismo actual.

En la que es previsiblemente su última visita a la capital estadounidense como presidente de México, Calderón recordó que durante la campaña electoral previa a los comicios de julio varios candidatos dijeron que "continuarán el esfuerzo 'pero haremos algunos cambios'. Todos los candidatos dijeron eso, pero cuando le preguntaban cuáles eran los cambios, no pude ver claramente cuáles iban a ser esas diferencias".

Calderón aprovechó su intervención para resaltar los logros obtenidos durante su sexenio, en el que lanzó un combate militarizado a los carteles del narcotráfico para el que Estados Unidos ha comprometido mil 900 millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida. 

Entre sus varios logros, el presidente mencionó que logró reducir de 14 mil millones de dólares anuales en 2010 a 4 mil millones de dólares este año procedentes de Estados Unidos cuyo origen legítimo no puede ser verificado, gracias en parte a restricciones a las transferencias de dinero en efectivo.

Calderón, quien deja su cargo el 1 de diciembre, estará en Estados Unidos hasta el miércoles. Durante su visita se reunirá el lunes con empresarios, académicos y líderes de opinión en Washington, D.C, y la ciudad de Nueva York. Hasta ahora no se ha confirmado que el presidente Calderón tenga programada una reunión con su homólogo estadounidense Barack Obama.

El presidente mexicano aprovechará su última visita oficial para entregar la Orden del Aguila Azteca —que se otorga a extranjeros por servicios al país— a Klaus Schwab, fundador del World Economic Forum; a Susan Segal, presidenta del Council of the Americas, y a Magdy Martínez-Soliman, ex coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México.

El miércoles Calderón participará en la apertura de operaciones del Nasdaq y como orador en el debate general de la Asamblea General de las Naciones Unidas.