Podría reducir tiempo de espera para peatones que van a EU

0
118

TIJUANA.- El Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT), consideró un gran avance el que las autoridades de Estados Unidos hayan puesto en marcha el programa piloto “Ready Line Peatonal” en la Garita de Otay, ya que esto ayudará a reducir los tiempos de espera para las personas que cruzan vía peatonal

Mario C. López, Director Ejecutivo del CDT, refirió que desde hace años venimos trabajando con la agencia de Aduanas y Protección fronteriza, para tratar de resolver uno de los mayores problemas que aqueja a la población de esta región, que es el cruce en las garitas, tanto en carro como a pie.

Refirió que el año pasado, el Consejo de Desarrollo Económico del Sur de San Diego, realizó un estudio sobre el impacto que genera la espera para cruzar a pie de Tijuana a San Diego, por las Garitas de San Ysidro y Otay.

Dicho estudio reveló que de los cinco mil 861 encuestados, sólo 231 cuentan con el Programa Sentri, lo que representa el 4 por ciento, siendo que el 23% del total cruce lo hace por cuestiones de trabajo, mientras que el 31% lo hace para ir de compras.

Mario C. López, aseguró que lamentablemente los peatones eran el segmento más olvidado de los que cruzan la frontera y esto se reflejaba en los largos tiempos para cruzar que en algunas ocasiones pueden alcanzar hasta las cuatro horas.

Sin embargo, resaltó que desde la inauguración de los carriles Ready Line, se ha visto que este tipo de esquemas, donde a través de la tecnología se puede segmentar a los usuarios para reducirlos tiempos de espera, verdaderamente funcionan.

“De ahí que como representantes de la iniciativa privada vemos con muy buenos ojos la decisión del Gobierno Norteamericano de iniciar un proyecto piloto que busque reducir los tiempos de espera para los peatones que quieren ingresar a Estados Unidos por la Garita de Otay”, expresó.

Por último Mario C. López, afirmó que el Consejo de Desarrollo Económico continuará trabajando con los diferentes organismos empresariales de la ciudad de San Diego, California, para el Cabildeo con los legisladores de Estados Unidos en Washington para que puedan aportar recursos para continuar con la fase 2 y 3 en la construcción de la garita de el chaparral.