Piden empresarios marcha atrás a impuestos

Mexicali.- Integrantes del Consejo Coordinador Empresarial solicitaron al Gobierno del Estado de Baja California un replanteamiento respecto a los nuevos impuestos y el aumento a otros, que el Congreso local aprobó el pasado mes de diciembre.

La postura al respecto fue encabezada por Rodrigo Llantada, presidente del CCE; Roberto Valero, presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California; Luis Elizondo, presidente de CANADEVI; Ernesto Elorduy, presidente de COPARMEX; Jorge Cervantes, Expresidente y representante de CANACO; René Marín, director y representante de INDEX y Javier Valencia, director y representante del Consejo Agropecuario de Baja California.

Roberto Valero, presidente del Centro de Estudios Económicos, presentó un análisis donde señaló que debido a la ausencia de planeación económica para Baja California y la disminución de recursos federales, Baja California acentuó en 2019 su estancamiento económico.

El Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal, que es un PIB adelantado, pasó de una desaceleración a una caída en términos reales para el tercer trimestre del 2019, sumando dos trimestres consecutivos negativos, lo que implicó que el Estado se encuentre en una recesión técnica y sumó que en 2019 cerraron 818 empresas en Baja California.

Rodrigo Llantada, presidente del CCE, dio a conocer que BC recibirá por parte de la Federación más de dos mil 300 millones de pesos por encima de lo entregado en 2019, un aumento real total del 1%, el tercero más alto entre los estados de la frontera norte, con lo que queda sin justificante el pretexto que en diciembre se dio para incrementar impuestos, además de que dicho dinero es de libre disposición.

Por ello, las cámaras empresariales hicieron un llamado puntual al Gobierno del Estado a llevar a cabo medidas bien planificadas para contar con recortes reales al presupuesto que se ejerce en gasto operativo por parte del Gobierno y con ello se pueda comenzar a articular un gobierno austero y como segunda acción, se solicitó al Ejecutivo Estatal dar reversa o en su caso, hacer un replanteamiento de todos los impuestos que se generaron y/o incrementaron para 2020.