No tan “Maléfica” como antes

0
100
En el papel estelar, Angelina Jolie. Imagen: Walt Disney Studios

Por Chema Castro III

El mundo de las hadas y los humanos está en riesgo de explotar en guerra, algunos lo desean y otros buscan evitarlo con el regreso de la madrina más poderosa en Maléfica: maestra del mal (Maleficent: Mistress of Evil).

Han pasado unos años y Aurora (Elle Fanning) está firme como encargada del Páramo, ese sitio donde existen todos los seres fantásticos, solamente faltaría Shrek para completar el paquete estándar del lugar, y su noviazgo con el príncipe Philip (Harry Dickinson) va hacia el altar y cuenta con el apoyo de parte de sus familias.

El rey John (Robert Lindsay) está más que contento por la oportunidad de tener paz longeva entre ambos reinos, mas su esposa Ingrith (Michelle Pfeiffer) solamente ve caos con el matrimonio, hasta parece que disfrutará en caso de surgir.

Y eso se nota en cuanto nace la primera interacción entre Pfeiffer y Angelina Jolie, quien regresa al controvertido papel de Maléfica (algunos la doraron en el rol mientras otros odiaron los cambios hechos al personaje comparados con la clásica historia animada de Disney), porque empieza como cuchillito de palo la reina hasta que obtiene lo que buscaba.

Eso es en parte lo que mueve la acción dirigida por Joachim Rønning (Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales), las actuaciones de estas dos damas del cine y, pese a solamente tener un par de escenas juntas, son lo más memorable en el filme.

No quiere decir que no tenga mayor cantidad de puntos a favor, de hecho una de las cuestiones que la separa de la original es que trabaja en una historia “nueva” que ya no genera comparaciones con la versión de dibujos animados, especialmente cuando se nos cuenta algo de los orígenes de la “hada oscura”.

Aunque en esa explicación casi se nos dice lo que va a suceder en el acto final, en el momento son cuestiones interesantes que causan una mayor modificación en la manera en que uno ve a Maléfica, aunque por algo lleva ese nombre, no es por casualidad.

Solamente que para llegar de un punto a otro se siente lento, tanto en historia como en acción, aunque se nota de inmediato que los efectos especiales han mejorado mucho en comparación a la primera parte y que en esta ocasión Disney permitió un mayor presupuesto por que las panorámicas son realmente exhilarantes, al igual que parte de la batalla con que cierra el filme, lo único “malo” es que, por alguna extraña razón, el disfraz semifinal de Maléfica para invocar a Halle Berry en Catwoman, un filme que nunca debe referirse.

Además que, por momentos, el director mete audios o sonidos que evocan un filme más ligero, casi caricaturesco, como queriendo forzar una sonrisa, casi como la que intenta Diaval (Sam Riley) humanizar con Maléfica, como si en posproducción se dieron cuenta que el filme estaba algo oscuro y necesitaban aligerar momentos, aunque termina siendo un distractor, porque se nota como lo que es: forzado.

En fin, no es una gran película pero sí cumple el cometido para matar un par de horas, especialmente por Jolie se ve, hasta cierto punto, alegre en la pantalla grande, algo que desde hace mucho tiempo no se observaba.

Maleficent: Mistress of Evil

  • Título en español: Maléfica: Maestra del mal
  • Reparto: Angelina Jolie, Elle Fanning, Michelle Pfeiffer, Harry Dickinson, Chiwetel Ejiofor, Sam Riley, Ed Skrein, Robert Lindsay, David Gyasi, Jenn Murray, Warwick Davis.
  • Director: Joachim Rønning
  • Guión: Micah Fitzerman-Blue, Noah Harpster, Linda Woolverton
  • Duración: 1:58 hrs.
  • Género: Fantasía
  • Calificación: **½ (de cinco)