No existe operativo contra restaurantes

Carlos Murguía, Secretario de Gobierno Municipal. Fotografía: Hugo Fernández Sánchez

Por Hugo Fernández Sánchez

Tijuana.- La autoridad municipal se mantendrá vigilante ante los establecimientos que no cumplan con la ley y los reglamentos, siempre con el fin de que poner orden en beneficio de la comunidad, indicó Carlos Murguía Mejía, secretario de Gobierno Municipal.

“Que se pongan al corriente en esas regulaciones, en orden, y si hay alguna sanción previa que hacer, pues ni modo”, señaló.

Si bien los casos más sonados en días pasados fueron las clausuras de algunos restaurantes, por no cumplir con las condiciones de higiene o no estar al corriente con los permisos de operación, Murguía Mejía indicó que no se trata de acciones contra un sector en particular.

“De ninguna manera, ninguna acción es direccionada”, dijo y explicó que este tipo de acciones no tienen otro fin que regular.

“Un círculo virtuoso en el esquema del comercio de la ciudad, es precisamente la inversión y que este se traduzca en generación de empleos y, en consecuencia, en consecuencia tributación fiscal”, señaló. “Este Ayuntamiento está dispuesto a impulsar las mejores estrategias quien tenga para invertir y darle todas las facilidades, pero dentro del marco de la ley, del marco regulatorio”.

En los casos de los restaurantes que fueron sancionados o clausurados, frecuentemente acudió personal de la Dirección de Inspección y Verificación tras el llamado ciudadano, como sucedió con Vittorio’s, en la avenida Revolución.

“Cuando ha habido acciones, muchas de ellas son inclusive denuncias ciudadanas: Porque no cumplen con los usos de suelo, porque tienen inconsistencias en las autorizaciones de uso de suelo, porque están incumpliendo con las renovaciones de los permisos de alcohol, en la venta de bebidas alcohólicas, porque no cuentan con regulaciones que impone Protección Civil, o que impone Bomberos, o que no hay salidas de emergencia. Son varios requisitos que dejan de cumplir”, señaló el Secretario de Gobierno Municipal.

“Ha habido restaurantes, restaurantes-bar, inclusive ha habido asuntos de salud pública donde han intervenido otras autoridades federales como Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios)”, señaló.

“Muchas de ellas son, no únicamente clausuras, también hay sanciones, también hay multas, ¿por qué?, porque han dejado de cumplir con los requisitos del buen manejo de residuos, y eso es una parte importante. Imagínate tú que estés llevando a cabo preparación de comida y a tu lado tienes el recipiente de los residuos, de los desechos de la comida”.

Este tipo de situaciones pueden llevar a la contaminación de alimentos, explicó. “Eso es una falta de regulación, esa es una falta de atención. Y muchas veces no es culpa ni siquiera del restaurantero, es culpa del jefe de cocinas que no supo qué hacer en ese momento, o que si lo sabía dejó de hacerlo y para mala suerte llegó la inspección”.

Coinciden empresarios

Carlos Murguía Mejía señaló que tanto los organismos empresariales como los mismos negocios sancionados han sido conscientes de que el gobierno municipal debe actuar para que a su vez la gente reciba un mejor servicio.

“Han sido muy receptivos y quieren colaborar con la autoridad municipal”, señaló sobre el comercio organizado. “Nos han dicho, ‘adelante’, porque este sector gastronómico, que reconocemos que es muy importante para la ciudad, tiene que cumplir con la ley como cumplen todos los demás y nosotros no somos la excepción; al contrario, estamos para colaborar”.

Incluso, añadió, les han pedido facilidades para la atención de quejas de ciudadanos. “Solicitaron una línea telefónica en esta oficina o un funcionario, para poder atender una queja o reclamación.

En la actual administración municipal, uno de los primeros casos que se dio fue el del restaurante La Churrascaría do Brasil, quienes asumieron la responsabilidad y actuaron de inmediato para corregir las fallas. “Yo fui personalmente”, recordó el Secretario de Gobierno Municipal. “La Churrascaría dijo, ‘estamos conscientes que nosotros tenemos inconsistencias’. Lo dijeron públicamente”.

Otro caso fue el del Casino Arenia, en el área del Grand Hotel Tijuana. “¿Qué problema hubo? Ninguno, pagaron hasta 11 millones de pesos, por la apertura, no pasó nada”, señaló.

Gilberto Leyva Camacho, presidente de Cotuco (Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana), exhortó a los comerciantes a cumplir con los reglamentos para evitar el cierre temporal de negocios.

“Si estamos viendo restaurantes que tienen que cumplir con el reglamento, pueden poner en riesgo la salud de los visitantes, (entonces) estamos de acuerdo con el Ayuntamiento (de clausurar negocios)”, señaló Leyva Camacho. “Primero hay que invitar al negocio a que cumpla con el reglamento sin que se haga un problema serio, que el turista vea que en Tijuana nos sirven los alimentos que nosotros merecemos”.

Carlos Murguía señaló que establecer el orden ayuda al correcto crecimiento de la ciudad.

“Estamos en contra de la anarquía, esa anarquía que lastima la ciudad y el desarrollo propio de la institucionalidad de gobierno”, explicó el funcionario.  “Si tú permites que se abran con anarquía, pues están permitiendo que se violente precisamente el reglamento o la ley”.

Señaló el Secretario de Gobierno Municipal que tanto con la ciudadanía como con el sector comercial y empresarial encontrarán una política de puertas abiertas en las que a todos se les recibe.

“Todas son instrucciones del Presidente Municipal. Y actuar además bajo ese esquema, es honestidad, es eficiencia, es transparencia y recato en el gasto público”, aseguró. “De lo que se trata es de hacer las cosas bien, haciendo un esfuerzo porque las cosas sean correctas”.

(Con información de Korina Sánchez S.)