Ni tan imbatibles los 49ers

Por Dante Lazcano

Hasta antes del juego en el que los San Francisco 49ers les quitaron el invicto, todos dimos por un hecho que no había nadie que pudiera hacerles frente.

La magia de Jimmy Garoppolo los tenía en calidad de imbatidos, imparables, imponentes pues. Cuando cayeron con los Seattle Seahawks, hace un mes, aseguré que fue lo mejor que les pudo haber sucedido pues al margen que conocieron la primera derrota de la campaña, se quitaron la presión de mantenerse con marca perfecta y con esto encarar la segunda mitad de la temporada sin preocuparse por el detallito.

El equipo se mantuvo como la mejor defensiva de la liga y a partir del hecho que las defensivas ganan campeonatos, prácticamente dimos por un hecho que se trató de un pequeño tropezón y seguirían como el mejor equipo de la liga.

Para seguir con el tema de interés se dio el duelo entre Baltimore Ravens y Niners, cotejo que tuvo a los dos mejores equipos de la liga y en el caso de los californianos era la oportunidad de validarse como un equipo contendiente pues era ante una escuadra con marca ganadora, que había propinado sendas palizas hasta a los Patriots.

La única duda que tuve previo al juego fue si por el hecho que los Niners llegaban con la etiqueta de tener a la mejor defensiva, y la mejor contra el pase, sería suficiente para contener a los Ravens y su explosivo ataque.

La localía fue la que marcó la diferencia y los Niners volvieron a perder, resultado que hace que cuestionemos su gran temporada pues gracias a que Seattle ganó el lunes por la noche, ahora estos son líderes de la división dejando a los californianos en modesto segundo lugar del sector.

Si de pruebas se trata, los Niners enfrentarán a otro duro y explosivo rival este fin de semana como los New Orleans Saints, duelo en el que los californianos estarán obligados a ganar a efecto de mantenerse en la lucha por la división.
Pero los Saints, con idéntica foja que los Niners, 10-2, ya están en la postemporada y después del acuchillamiento que fueron objeto en la final de conferencia en enero pasado, dudo que aflojen el paso, por lo que para San Francisco, al margen que les quedará pendiente un duelo ante Seattle, prácticamente se habrá resuelto el Oeste de la Nacional.

¿Y mis Chargers?

Una vez más los Chargers encontraron una nueva manera de perder y tras la caída que sufrieron a manos de los Denver Broncos y prácticamente se despidieron de cualquier posibilidad de avanzar a la siguiente etapa.

Si enumeramos la gran cantidad de errores que se cometieron en el partido no acabaríamos, pero me volvió a quedar claro que si de algo adolece este equipo es de talento para cerrar partidos, ojalá que para el 2020 lo que se vivió en esta campaña sea la lección para que la directiva invierta en agentes libres.

Mis dos centavos

Quedan cuatro semanas de sufrimiento.