Munguía brilla con sus guantes

El promotor Fernando Beltrán (izquierda) dice que Munguía (centro) es “el boxeador más noble que he representado”. Fotografía: Korina Sánchez S.

Por Korina Sánchez S.

Tijuana.- Equilibrar la vida recreativa de un joven de 23 años de edad y de un boxeador profesional es un contraste que debe hacer diariamente Jaime Munguía. El tijuanense fue campeón Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) por casi año y medio sin que fuera derrotado en este lapso.

Renunció a este cinturón para subir a peso Mediano, donde debutó este enero con una sólida victoria ante el irlandés Gary “Spike” O’Sullivan y ahora quiere superar más barreras, no sólo deportivas, sino a nivel personal.

Al margen de quien sea el próximo rival, Jaime piensa en consolidar técnicas en el nuevo peso y con un nuevo entrenamiento, que hace que brille a nivel mundial, al esperar rivales de categoría internacional. El kazajo Gennady Golovky y el tapatío Saúl “Canelo” Álvarez son dos nombres que se han mencionado.

El tijuanense regresó a su hogar, con sus padres y abuelos, con quienes se arropa para continuar una próxima preparación, después del triunfo ante O’Sullyvan.

“Estoy contento de estar en casa, con mi familia, con mi gente. Vengo contento de poner el nombre de México en alto”, dijo.

Tras una notable carrera en ascenso, Jaime Munguía saltó al panorama mundial hace poco menos de dos años. Consiguió el cinturón Superwelter de la OMB en mayo de 2018, ante el estadunidense Saddam Ali, que le convirtió en uno de los peleadores mexicanos más jóvenes en conseguir el título (21 años de edad).

Ahora llegó a Tijuana tras derribar a su oponente en 11 rounds. Un encuentro que le mostró las fortalezas y debilidades de sus entrenamientos.

“La preparación que tuve para esta pelea me hizo hacer las cosas arriba del ring, ante Gary O’ Sullivan. Las últimas libras que bajé al final, el cuerpo me cobró la factura al siguiente día. Me sentí más fuerte, podía respirar más, era más rápido. Una gran pelea para mí”.

La experiencia del también excampeón tijuanense Erik “El Terrible” Morales como entrenador, es más que valiosa para Jaime, según dijo él mismo. “El Terrible” disputó en siete categorías, lo que ayudó en el paso de Munguía de las 154 a las 160 libras.

“Podemos decir que Jaime hoy mismo tiene la gran oportunidad de ser el boxeador que México está esperando”, considera Erik Morales. “Viene de tú a tú, no es un peleador que se echa para atrás. Es más, contenerlo, decirle: Aguante, que camine, que se mueva. Escucha y se anima a intentarlo y eso es bueno”.

La valentía y nobleza son características que fortalecen la personalidad de Jaime Munguía, un boxeador tijuanense, que a sus 23 años de edad, tiene todo para ser el mejor del mundo, en palabras del empresario pugilista, Fernando Beltrán.

“Es el peleador más noble que yo haya representado en la historia de mi carrera”, dijo el promotor de box. “Va a ser el peleador que lleve la bandera de México muy en alto”.

Tal vez la próxima pelea sea en Tijuana, es lo que se vislumbra o desea, pero no hay algo definido. Tampoco el rival.

“Nosotros no vamos a ser un obstáculo para que él no pelee con los mejores”, aseguró Beltrán. “Esta empresa es una facilitadora, no un obstáculo de nadie”.

Jaime Aarón Munguía Escobedo

  • Edad: 23 años
  • Fecha de nacimiento: 6 de octubre, 1996
  • Originario: Tijuana, Baja California
  • Debut: 13 de julio, 2013
  • División: Medio
  • Estatura: 1.83 mts