Migrantes dejan actividad laboral formal en Baja California

0
36
De los 526 migrantes hondureños sólo 28 siguen en el IMSS. Fotografía: José Alfredo Jiménez

Por Korina Sánchez S.

Tijuana.- Hasta el primer semestre de 2019 los migrantes se mantuvieron activos en el terreno laboral formal en Baja California, sin embargo, la cifra de afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) disminuyó: De tres mil 190 migrantes registrados en la delegación bajó a mil 581 afiliados.

La mayoría de los migrantes que llegaron desde 2016 a los municipios bajacalifornianos, se ocuparon en la industria maquiladora y fueron afiliados al servicio médico del IMSS, en la delegación de Baja California y San Luis Río Colorado.

Los datos indican que desde su arribo y hasta 2018, la cifra rebasaba los tres mil y para 2019 disminuyó.

De los 526 migrantes hondureños sólo 28 mantienen su vigencia ante el IMSS, en dicho periodo registrado; mientras que de los dos mil 527 migrantes haitianos afiliados al Seguro Social, mil 537 siguen laborando y representan el grupo mayoritario con un trabajo formal.

Los migrantes haitianos que no laboran en la industria manufactura están haciendo trabajos en el sector de alimentos, construcción y otros trabajos físicos, como los autolavados.

En tanto que los migrantes de Guatemala registraron una afiliación de 58, pero sólo tres continúan en los registros del IMSS. De otros países latinoamericanos se encuentran 13 personas: Siete de Nicaragua, cinco de Venezuela y uno de Cuba.

Por otra parte, los datos del Instituto Nacional de Migración (Inami) en Baja California indican que en los primeros siete meses de 2019, la autoridad contabilizó 10 mil registros, que corresponderían a siete mil personas que llenaron la forma migratoria múltiple en algunas de las seis oficinas con las que cuenta el instituto, para quedarse a vivir y trabajar en el estado. Para que los migrantes puedan trabajar es necesario que realicen ese trámite.

Detalló que a se les hace una entrevista a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos y que han sido retornados por la garita de El Chaparral, en Tijuana, y de Mexicali, en la capital bajacaliforniana, para confirmar que no cuentan con antecedentes penales y puedan ser contratados por las empresas.

El Inami otorga a los migrantes el estatus de visitante (un permiso de máximo 180 días), por razones migratorias, con la posibilidad de trabajar, por lo que pueden sumarse a la fuerza laboral en Baja California, principalmente Tijuana.

También se les entrega una Clave Única de Registro de Población (CURP) temporal, para que los migrantes puedan realizar trámites (como la afiliación al seguro social o popular) durante seis meses.

A lo largo del primer semestre de 2019, el Seguro Popular registró dos mil pólizas a solicitud hecha por los migrantes centroamericanos.

Los incorporan a oficios

Para mejorar las habilidades de los migrantes centroamericanos que han llegado a Baja California se establecieron programas de capacitación, con el fin de que puedan incorporarse al campo laboral, informó el director del Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Baja California (Conalep), Enrique Reyes Machado.

Mediante el “Programa de Capacitación para Migrantes” se ofrecerán cursos de: Electricidad Básica, Seguridad Industrial, Soldadura de Arco Básico, Word, Excel, así como Computación en nivel Básico.

La capacitación es práctica completamente y serán impartidas por instructores que cuentan con Certificaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. El contenido temático está diseñado para atender los requerimientos del sector industrial.

La capacitación laboral surgió en una reunión entre representantes del Conalep y cónsules de Perú y El Salvador, Eddy Jaime Villanueva Díaz y José Ricardo Herrera, respectivamente.