Mi hobby es viajar

0
24

Por Adriana Zapién y Valente García de Quevedo

Cuando me preguntan ‘¿Cuál es tu pasatiempo favorito?’, les puedo decir sin pensarlo que es viajar, porque en esa actividad se centra el resto de las actividades que amo, como la historia, la fotografía, el arte, probar comidas diferentes, etc. En mi caso tengo a mi favor que puedo compartir ese pasatiempo con Valente.

Ahora pregúntense cuál es su pasatiempo favorito, ese que al realizarlo les produce suficientes endorfinas para llegar a sentir que es como una adicción. Es importante que identifiquen alguno y si no lo hacen entonces reflexionen y se pongan a buscar a la brevedad uno por la siguiente razón.

Lo primero que aprendí en la carrera de arquitectura fue identificar cuáles eran los cinco valores vitales del ser humano, que citan en la correlación de la privación que pudiéramos tener de estos y la vida. Es decir cuánto tiempo podemos vivir sin ellos y por eso le llaman valores vitales.

El primero sin duda es el aire, ya que sin respirar a los pocos minutos morimos. El segundo, es el agua, pues sin tenerla podemos vivir solo unos cuantos días; pero a falta de esta, la vida se pierde con toda seguridad. El tercero es la comida, ya que su privación sin perder la vida puede ser de un tiempo más prolongado, pero tarde o temprano estaremos en riesgo. El cuarto, es la morada pues expuestos a la intemperie somos vulnerables y por lo tanto la vida está peligro en algún momento ya que la exposición de la falta de techo puede enfermarnos gravemente y morir.

Y el quinto, por extraño que parezca son las actividades lúdicas, que no son más que actividades que proporcionan alegría, placer, gozo y satisfacción que se resumen en producción de endorfinas en potencia. Sin estas actividades lúdicas aunque parezca increíble, padeceríamos ciertos trastornos psicológicos entre los que se encuentra el estrés en sus diversos grados como el “burn out” que es el superlativo del extremo agotamiento. Y que si no son tratados nos llevan a enfermar y progresivamente incluso hasta perder la vida.

Las actividades lúdicas son una dimensión del desarrollo humano que ayudan a pensar; que combinan la colectividad; el entretenimiento la creatividad y en algunas ocasiones la competición.

¿Pero por qué es importante tener un hobby o pasatiempo?

Más allá de pensar que un hobby es una pérdida de tiempo al que dedicamos muchas horas, en realidad es una actividad lúdica que mejora la salud física y mental estimulando y favoreciendo el bienestar.

Según los psicólogos, los hobbies o aficiones permiten a la persona desconectarse de la rutina diaria, disminuyendo los efectos de algunos trastornos comunes como el estrés, el sedentarismo, la soledad, el aislamiento y otras patologías más, que suelen presentarse por exceso de trabajo y el trajín de la vida moderna.

Así que ya lo saben, si tienen ya un hobby y lo practican apasionadamente, pues los felicito. Si no lo tienen todavía, entonces están en un grave riesgo de caer en manos del estrés o ser vulnerables a depresión, ansiedad y el nerviosismo, sin contar todos los trastornos psicosomáticos que pueden parecer cualquier enfermedad.

Si quieren una razón más de la importancia de apasionarse por alguna actividad. Les diré que una afición también sirve para ampliar y desarrollar nuestras capacidades y nos permite conocer nuestras virtudes, contribuyendo además  al equilibrio mental.

Define tu afición y con un poco de suerte algún día les dé un premio, les genere dinero o sea el empleo de su vida, mientras tanto disfrútenlo.