Luego de 20 años, A. J. Croce suena en TJ

TIJUANA.- La velada musical que el Centro Cultural Tijuana ofreció a invitados especiales con la presencia del pianista y compositor Adrian James Croce hizo de la noche del viernes 27 una fecha memorable para los presentes en el marco del 30 aniversario de la institución. 

El maestro Virgilio Muñoz, director general del Cecut, dio la bienvenida a los presentes que desde las 20:00 horas arribaron al vestíbulo de El Cubo para ser partícipes del concierto “Croce…íntimamente”.

El funcionario refirió que la celebración de este aniversario debe ser una fiesta de la gente, de la ciudad, de todos aquellos que con su colaboración, su patrocinio y sobre todo su participación y asistencia a las más de 13 mil acciones que el Cecut realiza cada año. 

“No es una fiesta de la institución, sino de su gente”, dijo. 

Ha sido gracias a este interés colectivo, dijo, que el Cecut ha logrado rebasar varias de sus metas, como la generación de recursos propios y la expansión y remodelación de sus instalaciones que para el término de este año contará con un acuario, un jardín botánico, seis aulas para ensayos y talleres, un foro móvil; además su explanada y el vestíbulo del Domo IMAX completamente remodelados.

Instó así a los presentes a mantenerse unidos en esta apuesta por contribuir en la construcción de una comunidad íntegra con herramientas como el arte y la cultura; pero sobre todo los invitó a disfrutar de esa noche musical que tras un nutrido aplauso dio inicio.

Entonces el hijo del legendario compositor y cantante Jim Croce apareció en el escenario acompañado de sus músicos y las primeras notas se hicieron sonar en el recinto coloridamente iluminado.

“Croce… íntimamente” es el título del concierto de este joven compositor norteamericano que ha compartido escenarios y giras de conciertos con músicos de la estatura de B.B. King, Ray Charles, James Brown y Carlos Santana, entre muchos otros.

Croce interpretó algunas de las melodías que hicieron historia en su primer disco llamado simplemente “A.J. Croce”, disco que le valiera un contrato con Jim Keltner para componer para un proyecto con Ry Cooder.

Y recordó que fue hace 20 años que estuvo en Tijuana, también invitado por el hoy director del Cecut.

Visita que le dejó gratos recuerdos.

Otras canciones escuchadas durante la velada en esta frontera se enlistan en su segundo material el cual fue producido por el mimo Keltner bajo el título “That’s Me In The Bar” (“Ese soy yo en el bar”); cada una de sus interpretaciones fueron creando, como eslabones, una cadena histórica que recorrió parte de los éxitos contenidos en los siete discos que tiene a la fecha y que lo han colocado en su momento en los mejores lugares de las listas de popularidad en diferentes categorías.

Su destreza interpretativa y elevada inspiración han facilitado su presencia como compositor y músico de sesión en varias películas y numerosos proyectos.

Su disco más reciente, “Cage of Muses” (“Jaula de musas”), fue editado en 2009 y le mereció cuatro estrellas en la revista “Rolling Stone”, junto con numerosas críticas elogiosas.

Calidad musical que quedó de manifiesto en esta íntima velada.

Los cerca de 200 asistentes disfrutaron entre bocadillos, bebidas, charlas y por supuesto buena música de una celebración donde el ambiente de camaradería fue la clave de la diversión por más de dos horas.