Los Mitos del Bicentenario: Bezos, verdugo de Gutenberg

0
97

Jeff Bezos, fundador de Amazon y ahora flamante dueño del Washington Post, está pasando a la historia como el gran verdugo de Gutenberg. 

El Midas de las ventas en línea, quien arrancó su compañía ofreciendo libros impresos por internet en 1994, provocó el hundimiento de la centenaria librería Barnes and Noble y de paso se llevó de encuentro a Borders.

Si en los Estados Unidos es cada vez más complicado encontrar una gran librería con textos de papel y sillones para disfrutar su lectura junto a una taza de café, puede usted echarle la culpa a Amazon. Lo confieso: aun no supero ver la Borders del Gaslamp convertida en un cascarón.

La compra del Washington Post en 250 millones de dólares, puede marcar una frontera en la era del Réquiem por Gutenberg. Cuando en 1974 el Post destapó la cloaca de Watergate llevándose de encuentro al mismísimo presidente Richard Nixon, los medios impresos alcanzaron la cima de su omnipotencia. Randolph Hearst ya había sido capaz de fabricar una guerra en 1898 solo para vender más periódicos, pero en el 74 fue la investigación de dos reporteros novatos lo que hizo caer al inquilino de la Casa Blanca. Hace 39 años el cuarto poder de papel y tinta era todopoderoso.

Si con Watergate el Post marcó un hito en la historia del periodismo, con su venta a Jeff Bezos está escribiendo un epitafio. Cuatro décadas después de Watergate los medios impresos estadounidenses son moribundos que se arrastran por el sendero de sus impagables deudas. El que sea Jeff Bezos quien compra al gran diario de la capital es una gran paradoja. El caudillo de la nueva era que ya planea inversiones interplanetarias, recoge al enfermo agonizante. Un gran medio tradicional, administrado por más de 80 años por una familia, los Graham, se pone ahora en manos del zar de la red. Jeff Bezos es un innovador y su conducción puede marcar la nueva era del periodismo impreso. Mi pregunta es: ¿le encontrará sentido Bezos a mantener con vida la edición impresa del Post? ¿Será capaz de hacer rentables toneladas de papel que sólo generan pérdidas?

Bezos tiene el dinero suficiente para darse el lujo de mantener un negocio que ya no genera ganancias, pero sospecho que este hombre no juega nunca a perder.

Aparentemente, el sueño de todo periódico es tener un multimillonario que absorba sus gastos y pérdidas mientras el equipo se dedica a hacer periodismo de calidad. Bezos podría hacer eso y más, pero intuyo que su negocio avanzará en otra dirección. El crepúsculo de los medios impresos en Estados Unidos no se limita a la nula rentabilidad del papel frente a las pantallas o a los coletazos de la recesión, sino a la pérdida de liderazgo sobre la opinión pública.

En esta misma semana tan trascendental, el Boston Globe fue comprado en 70 millones de dólares por John Henry, dueño de los Red Sox del Liverpool de la Premier League. Hace menos de dos décadas el Globe costaba mil 100 millones de dólares. Hoy ha sido vendido a menos de una décima parte de lo que valía. Ustedes dirán si no hay crisis en el reino de Gutenberg.